Compartir en redes sociales: circletwitterbird circlefacebook circlereddit circletumblr

“Si vamos a emigrar, vamos a hacer que sea lo más placentero posible” – Actualización de la historia de Anamer en Perú

En Permanencia temporal –nuestro episodio más reciente–, contamos la historia de Anamer Salazar, una venezolana que se fue a Perú en busca de una mejor oportunidad. En el episodio, su historia termina cuando apenas estaba acostumbrándose a Lima, preocupada por un cambio en la manera en que muchos peruanos estaban percibiendo la migración venezolana. Quisimos saber qué ha pasado desde entonces y volvimos a conversar con ella. Lean esta actualización de su historia.

Diego Salazar: Anamer, cuéntanos: ¿por qué tomaste la decisión de irte a vivir a Cusco?

Anamer Salazar: Mi hermanito es Asperger, espectro autista, y la verdad con todo lo que estaba pasando en Lima me di cuenta de que no era una ciudad para él. Investigando lugares nos quedamos con Cusco porque acá podían brindar ayuda.

Diego Salazar: ¿Cuántos años tiene tu hermano?

Anamer Salazar: 19

Diego Salazar: ¿Y cuándo llega?

Anamer Salazar:  Bueno estamos en eso, porque él no tiene pasaporte. Se está haciendo el trámite, pero la página no permite terminar el pago. Tiene más de un año el trámite del pasaporte de mi hermano.

IMG_8394

Diego Salazar:  ¿Cómo han sido estos días? ¿Cuántos días lleva en Cusco?

Anamer Salazar: Ayer cumplimos una semana. Acá en Cusco sí hay venezolanos. Bastantes, de hecho. Lo que pasa es que obviamente no es la misma cantidad que en Lima y me imagino que eso hace que pasemos desapercibidos. Nos ven como turistas. De hecho nos hablan más en inglés que en español. No sé si tengo cara de gringa o qué pero eso me hace sentir mejor porque siento que soy una turista más y no me ven con desprecio. De hecho acá la gente es un amor. Es totalmente diferente en Lima.

Diego Salazar: ¿Han encontrado a otros venezolanos en Cusco en estos días? 

Anamer Salazar:  Sí me encontré con una colega que trabajaba en un periódico en Venezuela. Estaba tan feliz, creo que nos abrazamos cinco minutos sin soltarnos… Ay se me están saliendo las lágrimas ahorita porque me sentí demasiado bien-. Es bonito conseguirse con gente así que quieres mucho.

Luis Fernando Vargas: Y Anamer, ¿qué expectativas tienes de lo que sigue?

Anamer Salazar: Mi abuela me dijo que nosotros venimos al mundo a ser felices. Y definitivamente ahorita me di cuenta de que, hagas lo que hagas, no te llevas nada. Vamos a ser felices, definitivamente es lo que queremos hacer. Empezar a conocer Perú, empezar a conocer, si se nos da la oportunidad, otros países; pero ya queremos trabajar en pro de ese proceso: de ser felices. Como le dije, si vamos a emigrar, vamos a hacer que sea lo más placentero posible. No quiero aplicar resistencia y no quiero vivir con lo que están viviendo muchos paisanos, que se están cerrando en un hueco de dolor y de resistencia. Piensan: “me quiero ir, me quiero ir, me quiero ir. No soporto esto, no soporto a los peruanos, no soporto la comida, quiero mi comida, quiero mi casa, quiero mi mamá”, y yo digo ve, tienes dos opciones: o lo tomas como turismo y de que estás conociendo, estás disfrutando y estás viviendo algo que no pensaste que ibas a vivir o te resistes y te deprimes. O sea trata de hacerlo lo más placentero posible porque si nos resistimos esto va a ser fatal, esto va a ser fatal. 

Comments

Compartir en redes sociales: circletwitterbird circlefacebook circlereddit circletumblr

« Post anterior

La xenofobia nuestra de cada día o cómo los medios han renunciado a sus responsabilidades editoriales

La versión original de este artículo fue publicada en el blog No hemos entendido nada, de Diego Salazar, quien investigó junto a Elda …

Ver Post

Próximo post »

#ÁlbumDeMigrantes: historias de migración para acompañar a quienes acaban de dejar sus países.

En nuestro episodio más reciente, Permanencia Temporal, contamos la historia de Anamer Salazar, una venezolana que se fue a Perú buscando una mejor oportunidad. Como ella, …

Ver Post