Compartir en redes sociales: circletwitterbird circlefacebook circlereddit circletumblr

No somos pero somos

En el último episodio contamos la casi inverosímil historia de dos personas, un colombiano y el otro argentino, con el mismo nombre, similares inquietudes y un parecido físico poco convencional por no tener un vínculo biológico.

¿Qué vínculo los une entonces?

Eduardo Bechara argentino charlaba con  Camila sobre este tema:

Eduardo: “Decidir quién es tu familia es un tema muy interesante para mi porque me parece que la familia es un concepto impuesto, es algo que nos viene dado, es un accidente y sinceramente tengo personas que no son mis hermanos a los que quiero tanto o más que los que son mis hermanos… más que le pese a mis hermanos que seguramente escucharán esto en algún momento pero en el sentido de que para mi… y supongo que esta metáfora del otro, el mismo, no somos pero somos también  nos sirve para darnos cuenta de que no hace falta tener una coincidencia genética para poder considerar  al otro como tu hermano. Entonces eso también nos ha cambiado un poco la perspectiva de quién puede ser  tu hermano y quién no. Vos decidís quién puede ser tu hermano”…

(…)

“A Eduardo lo considero como un hermano porque la verdad que hemos compartido muchas cosas en muy poco tiempo… hemos compartido cosas muy profundas  como ha sido la muerte del papá de él que supongo es otra de las cosas que nos unen… la muerte de nuestros padres a los dos nos ha pegado en diferentes momentos de nuestras vidas pero nos ha pegado bien contundente y bueno yo tenía la ilusión de conocer a Álvaro el papá de Eduardo porque era  una persona increíble, había hablado por teléfono con él pero también conocía sus ideas y bueno el siempre nos daba palabras de aliento, nos decía que siguiéramos escribiendo que era una profesión sagrada así que me había agarrado una especie de afecto paternal por él entonces eso sumado a todas nuestras coincidencias, sumado a haber escrito juntos y haber publicado este un libro juntos, haber hecho giras juntos y compartir  nuestro temas, supongo que si eso no te hermana nada mas te hermana”…

Camila: “Hay una escuela de pensamiento que se llama “determinismo nominativo” y que argumenta que nuestros destinos están determinados por nuestros nombres. Uno de sus defensores es David Brooks que ha sacado a relucir el extraño hecho de que, por ejemplo, los que se llaman Dennis tienen más probabilidades que el resto de los mortales de terminar siendo dentistas, mientras que más personas con el nombre Lawrence se harán abogados. Dado que tanto tú como Eduardo Bechara Navratilova son escritores y les apasiona la literatura, ¿crees en esta teoría? ¿qué piensas de ella?”

Eduardo: “Estoy seguro que esta teoría es válida, estoy seguro de que Dennis cuando la escribió estaba sumamente convencido de que quien da un nombre dá un destino pero te puedo decir igualmente de que no estoy tan de acuerdo pensándolo así porque creo que una de las cosas mágicas de la vida es que uno puede decidir qué hacer y supongo que viene por parte de la cultura. He visto miles de casos de familias donde los hijos son comerciantes, los padres son comerciantes, los abuelos son comerciantes. Creo que hay otra cosa que puede determinar mucho más en qué te vas a convertir más que el nombre, como por ejemplo, la cultura en la cual vos creces… Bueno había un señor que se llamaba Richard Dokins que inventó el concepto de memes que es como los genes nada más que culturales, son como genes culturales  que se van pasando de generación en generación y ahí es donde está uno, que puede aceptar el mundo que heredó de sus padres o lo puede rechazar… para las dos cosas, sobretodo para rechazarlo hay que ser muy fuerte…”

Camila: “Desde hace años, la literatura se ha interesado por el tema del doble, en donde se plantea que es altamente probable que haya otra persona idéntica a nosotros en el planeta. ¿Tú crees que la literatura se anticipa a la vida o es la vida la que engendra la imaginación literaria?”

Eduardo: “Con respecto a quién engendra a quién si es la vida a la literatura o la literatura a la vida te puedo responder que hay dos formas claras de vivir, que es a través de la vivencia y a través de la erudición y ahí tienes el caso de Borges y de Hemingway, son dos estilos que están casi contrapuestos pero son iguales de enriquecedores y de exploratorios de la condición humana. El otro y el mismo, Borges no lo vivió, lo imaginó, le salió de su erudición o desde su punto de vista sobre el mundo, le salió esta cuestión de explorar la cuestión de la identidad….”

Camila:  “Según la teoría del doble, en otra parte del mundo hay alguien idéntico a nosotros, ¿crees que el azar, en el caso de ustedes, se conjugó para que se conocieran y crees que los demás tendríamos la misma posibilidad de conocer a nuestro propio doble? Es decir, ¿crees que lo que les pasó a ustedes es algo único o todos en la vida tenemos un doble y sólo se trata de que hagamos la pesquisa?”

Eduardo: “Si todo el mundo tiene un doble es algo que está por verse, lo que sí  te puedo decir es que así como nosotros pensamos que somos similares, la mismas cosas que tenemos en común son las mismas cosas que también nos dividen… Creo que nosotros somos una metáfora literalizada pero al mismo tiempo que en el fondo es imposible encontrar a un doble idéntico porque ni siquiera los gemelos que tienen los cromosomas idénticos si crecieran en direcciones diferentes, serían diferentes pero en el fondo hay algo en el alma de las personas que los van separando, así que el tema de la identidad es un tema incierto para mi…El doble en el mundo para mi no existe”.

“El otro, el mismo” es un claro ejemplo de las sociedades híbridas con rasgos, nombres y costumbres similares, a veces idénticos, de las múltiples migraciones en Latinoamérica. Estos lazos históricos entre países evidencian la enorme diversidad cultural de la región y las fascinantes historias detrás de estos intercambios.

¿Crees que tienes un otro similar en algún lugar del mundo?

Un fotógrafo canadiense pasó 12 años buscando y retratando extraños con un parecido poco común. Su proyecto se llama: I’m Not A Lookalike

slide_418212_5325552_free

Otro proyecto más contemporáneo es de unos amigos irlandeses que lanzaron un sitio web para encontrar a personas que, en principio, se asemejan físicamente a ti.

Es una iniciativa que está teniendo bastante repercusión en las redes sociales.

En Radio Ambulante nos encantaría recibir tus comentarios sobre esta historia u otras historias similares a El otro, el mismo. Comenta en nuestra página de facebook o twitter debajo de este post.

 

 

Comments

Compartir en redes sociales: circletwitterbird circlefacebook circlereddit circletumblr

« Post anterior

El Otro, El mismo: entretelones de una historia sorprendente por Camila Segura

La historia de El otro, el mismo fue la primera historia que produje para Radio Ambulante. Llevaba trabajando con Carolina Guerrero casi menos …

Ver Post

Próximo post »

Sí, soy Beyoncé

Continuando con el tema de las extrañas similitudes el sitio Humans of New York que recopila historias casuales de ciudadanos en NY entrevistó …

Ver Post