Compartir en redes sociales: circletwitterbird circlefacebook circlereddit circletumblr

Transcripción: Miss Rizos: Conversación con Carolina Contreras

Miss Rizos: Conversación con Carolina Contreras
Silvia Viñas
15 minutos

[Music: Sin oficio, Systema Solar]

Carolina Contreras: Yo quiero poder poner mi cabello como a mi me de la gana, como yo quiera, sin tener que tener ningún tipo de repercusión social y sin que ese aspecto que me estoy dando al cabello afecte cómo yo me siento por dentro como mujer negra o como ser humano.

Martina Castro: Bienvenidos a Radio Ambulante, soy Martina Castro. Hoy hablamos con Carolina Contreras, más conocida como Miss Rizos. Ella es creadora del blog que lleva ese mismo nombre. Carolina nació en la República Dominicana, y cuando era una niña se mudó con su familia a Boston, donde creció. Después de la universidad regresó a la República Dominicana, y ahí Carolina fundó su blog donde documenta el camino personal que la ha llevado del pelo liso al pelo rizado natural.

Y no es una exageración decir que al contar su experiencia de manera tan honesta y positiva, Miss Rizos ha ganado miles de seguidores, y se ha convertido en la impulsora de un movimiento internacional.

Nuestro productor Luis Trelles conoció algunos de esos seguidores en un evento reciente de Miss Rizos y Diosas al Natural en Puerto Rico:

Voz: Mi nombre es Eileen Gonzalez y yo me hice el “big chop” en el 2010.

Voz: Y he recibido de todas las reacciones. Y yo les digo “Bueno, yo no nací con el pelo lacio.”

Voz: Yo no soy mi pelo. Yo soy Cynthia y soy bella independientemente y me pelo es un complemento de quien yo soy.

Voz: Me pasaron la máquina en el beauty y desde ese momento, te lo juro por lo que ustedes quieran, que soy una de las mujeres más feliz del universo.

Martina Castro: Sí, hoy vamos a hablar sobre el pelo- pero más que nada vamos a hablar sobre los problemas de clase, racismo e identidad que vienen asociados al pelo rizado o “afro” en América Latina.

Nuestro productor ejecutivo, Daniel Alarcón, habló con Carolina durante su viaje a Puerto Rico.

Daniel Alarcón: ¿Cuáles son las raíces del movimiento Miss Rizos?

Carolina Contreras: Te cuento que a la edad de 7 años mi mamá decidió laciarme el cabello con un químico que le llaman un desrizado o un alisado, porque mi mamá me decía que mi cabello era difícil de manejar, que era feo, que era duro. Entonces por 15 años yo duré laciándome el cabello. Cuando me mudé a la República Dominicana como 6 meses estando allá yo decidí dejar mi cabello crecer naturalmente, y me lo corté cortitito. Entonces las chicas en la calle me preguntaban: -Carolina, ¿cómo te lo hiciste, que productos usas? y todo eso. Entonces allí decidí crear a MissRizos.com, un espacio cibernético donde las chicas pueden entrar y encontrar las respuestas a todas esas preguntas que me preguntaban en la calle, en el trabajo y por todos lados.

Daniel Alarcón: Quisieras que nos cuentes, para alguien que nunca se ha tenido que laciar el pelo, ¿cómo es ese proceso?

Carolina Contreras: Es un poco traumático. Primero, no te puedes rascar la cabeza dos semanas antes de hacerte el alisado, porque si te rascas la cabeza el cuero cabelludo es muy sensible y el proceso del alisado te puede causar llagas. Entonces a veces te rascas la cabeza, te pones el alisado y te salen unas llagas. El alisado pica mucho, es muy fuerte, huele muy mal, huele como a huevo a mayonesa, y es un proceso sumamente traumatizante. Luego que te aplicas el alisado te aplicas vinagre para neutralizar el cabello, y el vinagre te pica mucho y el cuero cabelludo también, y eso te lo haces cada dos mese. En mi caso teniendo o no teniendo dinero siempre buscábamos el recurso para laciar el cabello porque era un proceso casi higiénico. Era un proceso muy importante que tenía que hacer cada dos meses.

Daniel Alarcón: ¿Te acuerdas de la primera vez?

Carolina Contreras: Recuerdo que era como… como importante, era algo como ser quinceañera. Era algo bonito y me acuerdo que me sentía muy bien porque sentía como que finalmente era bella, sentía que finalmente podía ser normal como las otras chicas del colegio y mis amigas.

Daniel Alarcón: El proceso de aceptación o de autoaceptación que te ocurrió en República Dominicana, ¿fue un flash? ¿hubo un incidente que detonó esto? ¿o fue algún proceso lento que fuiste como preparando para tomar este paso?

Carolina Contreras: Mira, cuando fui a la universidad yo estudié en Ursinus College en Pennsylvania, yo tomé muchísimas clases de sociología, de raza y cultura y leí mucho, y me di cuenta en la universidad que yo era negra y que estaba muy orgullosa de ser negra. Entonces el proceso de autoaceptación comenzó muchísimo antes de dejarme el cabello natural. Ahora bien, yo intenté unas seis veces dejarme el cabello natural y siempre volví al alisado porque tenía miedo, porque realmente pensaba que me sentía más bella con el lacio entonces ese proceso fue largo. Entonces finalmente cuando estaba en la República Dominicana, me acuerdo como si fuera ayer, yo fui a un viaje con un grupo de ecologistas dominicanos a un lugar que la llaman Pelempito y andábamos, luego de ahí fuimos a una playa y de ahí yo estaba asoleándome y uno de ellos se me acercó y me dijo “Salte del sol porque te vas a quemar como una haitiana y te vas a ver como una haitiana”. Eso me impactó mucho. Yo me levanté y fui a hablarles y estábamos conversando acerca de todo este tema. Yo les preguntaba a ellos por qué no me podía poner prieta como una haitiana y me decían “que no, que eso no es bonito, que eso no es presentable”. Un sinnúmero de cosas. Entonces de un tema a otro brincaron y me dijeron “Pero tú te alisas, no sé qué hablas. Y eso como que, como decimos allá eso fue una galleta sin mano”. Y dije “Conchale, sí, es verdad”. Osea, el próximo día fui al salon y me corté el cabello. Eso fue como que, osea que fue un proceso largo pero sucedió ese incidente que me dijo como que -OK, ellos tienen razón osea yo estoy aquí defendiendo ese tema y estoy alisándome, ¿qué estoy haciendo?

Daniel Alarcón: Era como parte de una coherencia, osea, decidiste tener una coherencia dentro del discurso, ¿no?

Carolina Contreras: Claro, claro. Entonces también eso muestra la complejidad y como qué tan por dentro llevamos ese problema, que una persona por ejemplo como yo que que entendía la problemática, que había leído muchísimos libros y que se sentía orgullosa de ser negra, aún no podía soltar el alisado. Aún no podía soltar esa parte, y yo me corté el cabello como unas ocho pulgadas, me lo corté cortititito pero no había quitado todo el cabello alisado, me tomó unas tres semanas desprenderme de un todo del cabello alisado. Osea que ese proceso también, de soltarlo por completo, fue muy difícil. Y para serte sincera, yo no me corté el cabello y dije “Wow me siento libre y me siento bien”. Fue un proceso creo que casi de nueve meses, nueve meses a un año, donde yo me vi al espejo y dije, “Wow, tu eres bella así como eres, tu cabello es hermoso” y lo creía realmente. Antes de eso yo lo decía pero no lo creía.

Daniel Alarcón: Ahora dime Carolina, me imagino que hubo como resistencia o rechazo o preguntas como ¿Qué estás haciendo?

Carolina Contreras: Muchísimo, muchísimo. Yo decidí hacer este proceso, irónicamente, cuando vivía en la República Dominicana y fue horrible la experiencia que viví en las calles. La gente cuando me vieron con mi cabello cortito me llamaban nombres como “casco de tigre” como “casco de macho”, osea un montón de nombres muy feos. Y también en el trabajo donde trabajaba recuerdo que mi jefe me sacó a un lado y me dijo “Carolina, siento que estás muy afro-céntrica”. Entonces, yo no usaba pañuelos, no usaba nada. Entonces cuando me dijo que estaba muy afro-céntrica sabía exactamente lo que significaba, y era mi cabello.

Daniel Alarcón: Era un eufemismo, una manera polite de decir, -¿Qué te has hecho con el cabello?

Carolina Contreras: Exactamente, pero bueno lo interesante de eso fue que yo le expliqué -bueno en ese momento no lo pude hacer de la rabia y de la ira que tenía cuando me dijo eso, pero luego le escribí un email y luego nos sentamos a un café y mi jefe se convirtió en mi fan número uno. Me compraba camisetas de Miss Rizos, compraba productos que no usaba. Entonces, Miss Rizos me da a mi como un sentido de mucha esperanza, porque siento que realmente ha impactado y cambia a las personas. Incluso cambió a mi jefe que estaba contra esta idea. Y cambió a mi mamá. Mi mamá me decía “Carolina, cuando estés dormida voy a ir y te voy a pasar el alisado, tu vas a ver”. “Carolina, me imagino que tu cabello está larguísimo si solo te pasaras el blower”. Y todo esto, y un día le dije, porque mi mamá es poco religiosa, le dije “Mami, el cabello natural fue lo que me Dios me dió y yo simplemente estoy contenta y quiero como embrace eso, como agradecerle a Dios por lo que me dió” y eso lo hizo a ella también dejarse su cabello natural. Así que recibí mucha resistencia pero supe cómo manejarme.

Daniel Alarcón: ¿Y ahora qué es Miss Rizos? Ha ido creciendo y desarrollándose y ya no es solo un espacio cibernético, sino hacen actos y se juntan y es un poco más grande, osea como que se ha saltado de medio, ¿no?

Carolina Contreras: Es increíble. Te cuento que cuando comencé Miss Rizos el primer mes tenía 25 lectoras y seguidoras y la mayoría eran mi familia y amigos. Entonces de repente creció y sigue creciendo de manera muy rápida. Sigue siendo un espacio en el Internet para las chicas con cabello afro, las chicas que quieren aprender sobre eso, porque es un proyecto internacional; tenemos seguidoras en Venezuela, Colombia, en Chile, Ecuador, en todos lados, y yo no puedo trasladarme en este momento a cada uno de esos espacios. Así que sigue siendo una presencia online muy importante. Pero sí he tenido el privilegio de viajar a diferentes espacios como Barcelona, Madrid, Nueva York, Miami y por toda la República Dominicana y ahora en Puerto Rico, a hacer encuentros, encuentros rizados como yo le llamo.

Daniel Alarcón: ¿Tú ves al proyecto Miss Rizos como parte de un diálogo más grande sobre el racismo dentro de las sociedades caribeñas, o incluso como un proyecto para digamos concientizar sobre el racismo en general, no?

Carolina Contreras: Absolutamente. Yo quiero poder poner mi cabello como a mi me de la gana, como yo quiera, sin tener que tener ningún tipo de repercusión social y sin que ese aspecto que me estoy dando al cabello afecte como yo me siento por dentro como mujer negra o como ser humano. Entonces mi problema no está en la idea de laciar o dejar el cabello natural, sino todo ese sentimiento que va con eso y también toda esa… el rechazo de la sociedad. En la República Dominicana literalmente no te permiten usar tu cabello afro en lugares, en espacios de trabajo. Hay empresas que tienen códigos de vestimenta donde dicen que no puedes dejarte un afro y te dan un bono de 30 y 40 dolares semanales para que vayas al salón. Entonces en los colegios y en las universidades en República Dominicana tampoco te permiten en muchos de ellos llevar tu cabello afro. A las chicas con cabello lacio se lo permiten suelto y largo pero a las chicas con cabello afro no se lo permiten, se lo tienen que amarrar. Entonces estamos hablando de que en tu lugar de aprendizaje, en la escuela, en el colegio, no te están permitiendo ser tú. No te están permitiendo ser quien eres. Entonces es un problema muy, muy fuerte.

Cuando decidí abrir Miss Rizos, decidí crear un espacio que hablara en el lenguaje del pueblo y que hablara de una manera chic y sexy y divertida, interesante para que la gente se mantenga allí y se mantenga atenta. Entonces aunque el mensaje es ese, el mensaje es de amarte como tú eres, pero también es un mensaje que va contra la discriminación y contra el racismo y por la aceptación de quien tú eres. No es mi lema ni es mi slogan porque siento que si comienzo a hablar sólo de eso o si hablo de eso de punto de partida la gente se me va a ir, osea en esencia es eso pero el mensaje lo pongo de otra manera.

Daniel Alarcón: Osea, casi lo pasas escondido con el mensaje del cabello.

Carolina Contreras: Sí, porque el cabello es una proteína muerta que está encima de mi cabeza y si mañana quiero pintarmelo, cortarmelo, trenzarmelo – osea el cabello en sí no es lo importante aquí, es esa aceptación, es el sentirte… para mi es la valorización de ti. Osea el sentirte que tu vales como persona. Entonces si tú sientes que tú vales entonces tú vas a ser una mejor madre, una mejor esposa, una mejor mujer, te vas alimentar mejor, vas a usar el condón cuando tengas relaciones con alguien. O sea, vas a tomar mejores decisiones para ti si tú te valoras como persona, así es que lo veo. Entonces todo esto de Miss Rizos realmente es con ese fin.

[Música: Murmur Not]

Martina Castro: Carolina Contreras es bloguera y la creadora de MissRizos.com. Visiten su pagina web para aprender más sobre el pelo rizado. En nuestro blog, radioambulante.org/blog pueden encontrar un video de un encuentro rizado organizado por Miss Rizos y Diosas al Natural en Puerto Rico.

Carolina habló con Daniel Alarcón, novelista y el productor ejecutivo de Radio Ambulante.

Esta serie de entrevistas cuenta con el apoyo de Public Radio International New Voices Fund. Donantes a este fondo incluyen Maureen y Michael Reuttgers, y la Sara and Evan Williams Foundation. Contamos también con el apoyo de New Visions, New Voices, expandiendo la conversación cultural de Estados Unidos, con el apoyo del Corporation for Public Broadcasting.

Esta entrevista fue producida por Silvia Viñas. Gracias a Diana Buendía, pasante de producción, y a Laurie Ignacio.

Radio Ambulante cuenta las historias de América Latina. Para escuchar más, visiten nuestra página web radioambulante.org. Yo soy Martina Castro, gracias por escuchar.

Comments

Compartir en redes sociales: circletwitterbird circlefacebook circlereddit circletumblr

« Post anterior

Transcripción: Los polizones

Los Polizones Nancy López 12 minutos Daniel Alarcón: Fue en agosto del año pasado, en un gimnasio en Los Ángeles, donde …

Ver Post

Próximo post »

Transcripción: La palabra prohibida

La Palabra Prohibida Daniel Alarcón 7 minutos Daniel Alarcón: Bienvenidos a Radio Ambulante. Soy Daniel Alarcón. Hoy, La Palabra Prohibida. Antes …

Ver Post