Episodio 65

Compartir en redes sociales: circletwitterbird circlefacebook circlereddit circletumblr

Transcripción – Tolerancia cero

[Daniel Alarcón, host]: Una cosita antes de comenzar: quiero pedirles un gran favor. Esta es la segunda temporada que formamos parte de la familia de NPR y queremos saber más sobre ustedes, nuestros oyentes. No importa si nos escuchas desde hace años o si es la primera vez que te topas con este podcast. Necesitamos conocerte para seguir mejorando. Por favor, anda a radioambulante.org/encuesta para contarnos un poco más sobre ti. No te demorarás mucho, pero nos ayudarás bastante.

 

Bienvenidos a Radio Ambulante, desde NPR. Soy Daniel Alarcón.

El martes pasado cerramos nuestra temporada. Pero luego oímos esto:

(SOUNDBITE DE VIDEO)

[Niño]: [Llorando] Papito.

[Niña]: ¿Puedo llamar nada más a mi tía pa’ que me venga a recoger? ¿Y… y después para que llegue mi mami lo más pronto posible?

[Niño]: [Llorando]Quiero primero con papá. Primero con papá.

[Niña]: Me dejaron dar el número.

[Daniel]: Seguramente ustedes también lo escucharon. ProPublica es un medio independiente que hace periodismo de investigación, y el lunes, 18 de junio, publicaron un audio de niños detenidos, separados de sus familias en la frontera sureña de Estados Unidos.

(SOUNDBITES DE NOTICIEROS)

[Periodista]: Cientos de niños migrantes han sido separados de sus familias en la frontera de Estados Unidos con México bajo la política de “cero tolerancia”, anunciada el mes anterior.

[Periodista]: El gobierno del presidente Trump confirmó hoy que son ya 2.000 los niños separados de sus padres en la frontera.

[Daniel]: Y decidimos que no, que no podíamos cerrar la temporada sin hablar de lo que está pasando en la frontera de Estados Unidos con México. La noticia se ha movido de manera muy rápida aquí, sobre todo desde que salió el audio de ProPublica.

(SOUNDBITES DE NOTICIEROS)

[Periodista]: Con cada minuto que pasa crece la indignación a nivel Mundial.

[Periodista]: Unicef ha condenado esta política y ha instado a las autoridades de la Casa Blanca a revisar urgentemente sus estrategias.

[Periodista]: El senador de Utah, Orrin Hatch, afirmó que la forma en que se está manejando esta situación no es aceptable y se debe de hacer lo necesario para mantener las familias unidas.

[Daniel]: El miércoles 20 de junio día que estábamos cerrando este episodio—, el presidente Trump, después de argumentar por una semana que no había nada que él pudiera hacer y que todo era culpa de las leyes que habían firmado los demócratas…

(SOUNDBITE DE NOTICIERO)

[Donald Trump]: We’re stuck with these horrible laws. They’re horrible laws.

[Daniel]: Firmó una orden ejecutiva que, a primera vista, prohíbe la separación de niños de sus familias.

(SOUNDBITE DE VIDEO)

[Donald Trump]: I consider it to be a very important executive order. It’s about keeping families together, while at the same time, being sure that we have a very powerful, very strong border.

[Daniel]: Entonces, en muchos medios se ha reportado que la orden pone fin a las separaciones familiares. Pero algunos críticos apuntan que en realidad no, que lo que dice es que el gobierno mantendrá a familias unidas —cito— “cuando sea apropiado y consistente con las leyes y recursos disponibles”.

O sea, puede haber casos en que sí se separe  familias. Y quizá lo más preocupante es que la orden parece permitir la detención indefinida de familias enteras que están pidiendo asilo.

Y según reportes, en las últimas 6 semanas, más de 2.300 niños migrantes han sido separados de sus padres. Y la orden ejecutiva de Trump no resuelve el problema de qué hacer con estos niños, ni de cómo reunirlos con sus papás. Y ni hablar de resolver la crisis migratoria más amplia: la que ha distorsionado la política de Estados Unidos durante los últimos años.

Pero, entonces, ¿qué pasó? ¿Y por qué?

Es un poco complicado todo esto, así que trataremos de explicarlo bien. Existe un proceso legal para pedir asilo en Estados Unidos, como en cualquier país.

En este caso, estamos hablando de padres que llegaron buscando refugio, asilo, y, al ser detenidos, las autoridades les quitaron a sus hijos. Y estamos hablando de niños muy pequeños. Según ProPublica, más de 100 son menores de 4 años; en algunos casos, bebés. En el audio que se escuchó al comienzo de esta historia se oye algunos de ellos.

El presidente Trump comenzó su campaña diciendo que los mexicanos eran violadores y criminales. Para muchos de nosotros que vivimos en Estados Unidos en particular los que le prestamos atención a estos temasno es complicado trazar una línea directa entre ese discurso y lo que hemos visto en estos días.

Ese fue Trump, el candidato.

Ya en el poder, su administración ha sido bastante consistente: siempre con una retórica dura contra los latinos, específicamente, y contra la migración en general.

John Kelly, el actual Jefe de Gabinete de la Casa Blanca, fue antes Secretario de Seguridad Nacional, Department of Homeland Security, lo que se conoce como DHS, en inglés. En mayo del 2017, Kelly dijo que estaban considerando separar a los niños de sus padres como una forma de prevenir que más familias inmigrantes llegaran a los Estados Unidos.

(SOUNDBITE DE NOTICIERO)

[Wolf Blitzer]: If you get… some young kids who were coming in… manage to sneak into the United States with their parents, our Department of Homeland Security personnel’s gonna separate the children from their moms and dads?

[John Kelly]: Yes, I am considering… In order to deter, ah, more movement along this terribly dangerous network, I’m considering exactly that. They will be well care for as we deal with their parents.

[Daniel]: Estas declaraciones generaron muchísima controversia. Sin embargo, en mayo de este año, 2018, el Fiscal General, Jeff Sessions, ratificó esta nueva política:

(SOUNDBITE DE VIDEO)

[Jeff Sessions]: I have put in place a zero tolerance policy for illegal entry, ah, on our Southwest border. If you cross the border unlawfully, then we will prosecute you. It’s that simple. If you are smuggling a child, then we will prosecute you. And that child may be separated from you, as required by law.

[Daniel]:  Lo que está diciendo Sessions aquí es que si cruzas la frontera de manera irregular, van a procesarte. Así de simple. Y que si traes un niño y él usa la palabra “contrabandear”—, el gobierno te va a procesar y muy seguramente tu hijo será separado de ti.

Lo que hay que aclarar es que desde esa primera entrevista de John Kelly y el anuncio de Jeff Sessions e incluso ahora, con la nueva orden ejecutiva que se firmó el 20 de junio—, la ley no ha cambiado.  Es más, la última vez que hubo un cambio serio en las leyes migratorias de Estados Unidos fue hace más de 10 años, en el 2005.

Entonces, lo que la administración Trump cambió es la manera de aproximarse a esta ley: las separaciones, eso es nuevo.

Antes, bajo Obama, cuando una familia era detenida, no los separaban a menos de que los padres fueran acusados de un crimen serio.

Lo que normalmente sucedía es que los padres y su hijos eran llevados a un centro de detención juntos por un tiempo limitado. En muchos casos, los deportaban, pero sin separarlos; o los soltaban y los citaban para una corte de inmigración, en caso de estar pidiendo asilo.

Durante estas últimas semanas, bajo esta nueva política de cero tolerancia, los padres fueron detenidos y separados de sus hijos de manera inmediata. A los padres se los llevaron un centro de detención de adultos. Y a los niños se les consideró menores no acompañados, a pesar de que no llegaron solos. Quedaron en custodia de agentes fronterizos y los llevaron a centros de detención muchas veces improvisados. Muchas veces lejos de sus padres. Sin ninguna comunicación. Sin ningún plan para reunirlos cuando terminen sus procesos.

Entonces, pocas horas antes de que el presidente Trump firmara su orden ejecutiva, hablé con…

[Ginger Thompson]: Mi nombre es Ginger Thompson y soy una reportera en ProPublica.

[Daniel]: Ginger es la periodista que recibió ese audio que oímos al principio, el que se grabó dentro de un centro de detención…

[Ginger]: Es como el primer punto después de que detienen a unas personas en la frontera, las llevan a estos centros. Y ahí, en estos centros, es donde separan los padres de sus hijos. Y estos niños, según mi fuente, habían estado en este centro de detención menos de 24 horas.

[Daniel]: Ahora, una de las partes del audio que es tan… tan impactante, o sea, terrible escuchar es la niña repitiendo el teléfono de su tía, ¿no? Y ustedes hicieron la… la tarea de… de hablar con la tía. ¿Qué… qué es lo que te contó?

[Ginger]: Esta niña tiene, eh, 6 años y es de El Salvador. Ella y su mamá habían cruzado Guatemala, México, la frontera Estados Unidos juntas. La semana pasada llegaron a la frontera con… con Estados Unidos y, al cruzar, la patrulla, eh, los encontró y los llevó a este centro.

La tía me dijo que sí recibió una llamada de esta niña con la ayuda de una autoridad consular, y que la niña estaba gritando y rogando que, “sácame de aquí, me voy a portar bien. Pero, por favor, sácame de aquí porque estoy sola”.

[Daniel]: La tía luego le contó a ProPublica que ese momento, el momento que recibió esa llamada de su sobrina, fue el momento más terrible de su vida. Porque no pudo hacer nada. Su estatus migratorio también está en juego, y le preocupa que, si va a reclamar a la niña, su proceso de asilo podría ponerse en riesgo. Porque otra de las cosas que ha cambiado es que la administración de Trump ya no considera para refugio los casos de violencia doméstica, y ha hecho más complicado el proceso de pedir asilo por violencia de las maras y las pandillas.

Mientras tanto, la tía es la única que está en comunicación con la niña y con la mamá. Es decir, madre e hija no se pueden hablar directamente, pero ambas hablan con la tía.

Ginger tiene mucha experiencia reportando en México y en temas migratorios, entonces le pregunté cuál era la diferencia ahora. Lo que veía ella como reportera.

[Ginger]: Mira, este, Obama también tuvo un, eh, papel histórico en términos de deportaciones, o sea él deportó más personas en la historia reciente del país. Y estaban desesperados para buscar una manera de parar, eh, esta ola llegando a la frontera, especialmente estos jóvenes. Pero nunca, nunca decidieron separar, eh, familias, eh, especialmente padres de sus hijos. Trataron de procesarlos juntos porque pensaron ellos que separar a las familias era una… una medida demasiado cruel.

[Daniel]: Claro. Entonces, ¿qué sabemos de la cantidad de niños que se han separado de sus madres o de sus padres en las últimas… más o menos son seis semanas desde que se… se inauguró esta política de” zero tolerance”, de “cero tolerancia”?

[Ginger]: Hasta el momento, el gobierno ha separado más de 2.300 niños de sus padres. Aún más, este, impactante o sorprendente es que, en muchas ocasiones, deportan a los padres sin sus hijos. El gobierno no ha planeado o establecido medidas para reunirlos después de… de que sus casos han sido procesados.

Entonces, ahora estamos viendo muchos casos de padres que han sido deportados, y sus niños se quedan aquí,.  Y pueden perder o meses, o más, que los reúnen. Y yo creo que eso es la próxima etapa de la crisis que vamos a ver, es esta separación sin un fin definido, ¿no?

[Daniel]: ¿Qué sabemos de las condiciones en los que están los niños ahora? O sea, qué… ¿Cómo son estos albergues? Hemos escuchado que son como Walmarts convertidos en centros de detención, en algunos casos. Pero, por lo general, ¿qué sabemos de las condiciones de los niños?

[Ginger]: Lo malo es que sabemos muy poco. En los centros iniciales, o sea, los lugares donde llegan las familias por unos días al principio de su estancia aquí en el país, las condiciones son muy mínimas. Nos han dado unos tours de estos centros muy controladas. Entonces es muy difícil saber realmente cómo está la gente allí, porque prohíben cámaras o si permiten cámaras, eh, el acceso es muy restringido.

No hay camas. Hay unas, este, cobijas de papel, más o menos. Este y… son unos Walmarts, como unas tiendas grandes, y separan las tiendas con unas jaulas: una jaula para los hombres, una jaula para las mujeres, y una jaula para los niños. Y de ahí, para los niños, los llevan a unos albergues que por lo menos tienen unas mejores condiciones.

[Daniel]: La administración Trump ha respondido a las críticas justamente con este argumento: que las condiciones para los niños son buenas. Esta es Kirstjen Nielsen, la actual Secretaria del Departamento de Seguridad Nacional.

(SOUNDBITE DE VIDEO)

[Kristjen Nielsen]: We have high standards, we give them meals, we give them education, we give them medical care. There is videos, there is TVs…

[Daniel]: El pasado 18 de junio, un periodista le preguntó si las condiciones en que los niños estaban albergados podría considerarse abuso infantil. Nielsen dijo que no, porque les daban comida, servicios médicos, educación, tenían televisión…  

[Ginger]: ¿Pero qué tal servicio psiquiátricos para estos niños que han sufrido una trauma tan fuerte? O sea, ¿qué tan entrenados son las personas que trabajan en estos centros? O sea, ¿han sido entrenados para cuidar a niños? Estas cosas no sabemos.

[Daniel]: Me alegra que hayas mencionado, digamos, estas preguntas que tienes, porque eso es una de las… las cosas que yo quiero saber: ustedes, como ProPublica, como un equipo de periodistas investigativos, ¿cuáles son las preguntas que tienen para esclarecer qué está pasando en la frontera?

[Ginger]: Si vamos a separar a estos niños de sus padres y tomar la responsabilidad de cuidarlos, ¿cómo los estamos cuidando? ¿No? ¿Los estamos cuidando bien? ¿Los estamos atendiendo a sus necesidades básicas en una manera digna? El gobierno nos dice que sí, pero tampoco nos da prueba de eso. Entonces estamos buscando nosotros, nosotros mismos, las respuestas a… a estas preguntas, ¿no?

[Daniel]: ¿Y tú ahora estás yendo a… a Texas?

[Ginger]: Sí.

[Daniel]: ¿Y cuál es tu plan ahí?

[Ginger]: Ver con mis propios ojos, hablar con gente que trabajan en estos centros para ver si podemos lograr, este, más información sobre cómo están las familias. O sea, mi pregunta es: ¿cómo están las familias?, ¿cómo están los niños? Entonces cualquier manera que podemos profundizar nuestro entendimiento de… de cómo están ellos es… es mi plan. O sea, voy… voy por eso.

[Daniel]: Tú has estado viendo cómo se ha viralizado el audio que tú compartiste desde… desde ProPublica. ¿Cómo podrías eh…. hablar de la… de la cobertura que ha habido sobre este tema?

[Ginger]: La cobertura ha sido abrumadora, ¿no? Eh, medios por todo mundo, ah, nos ha llamado para ver si pueden, eh, publicar, eh, la grabación. Hemos recibido…. Ni puedo contar: miles de personas que me han llamado a ver qué puedo hacer para ayudar a estos niños. Sí creo que hemos tocado algo adentro.

También les puedo ser sincera: he… he recibido muchas, este, mensajes de personas que critican a los padres por haber llevado a sus niños a… a la frontera en esta manera. Y que dicen, este: “Si los padres han decidido tomar estos riesgos, entonces también hay que aceptar el riesgo de ser separado”.

Entonces muestra que sí hay unas divisiones en los Estados Unidos de cómo manejar esta… este sistema enorme de migración que tenemos, un sistema que no funciona, o sea, que no ha funcionado bien desde hace muchísimos años. Y parte de la razón que no hemos podido hacerlo funcionar es que no estamos de acuerdo como país de qué hacer.

[Daniel]: Ginger, sólo quiero agradecerte por darnos este tiempo y… y nada, espero que nos veamos cuando vuelvas y… para seguir conversando, ¿sí?

[Ginger]: Es un placer y muchas gracias.

[Daniel]: Ginger Thompson es reportera de ProPublica.

Pero estas noticias que tanto están convulsionando la política de Estados Unidos, ¿cómo se están recibiendo en los países centroamericanos? Para entender un poco esta perspectiva, hablé con Karla Rivas, de la Red Jesuita con Migrantes.

Le pregunté a Karla si la noticia de la separación de padres de sus hijos en la frontera estadounidense era la noticia del día allá y  me dijo que, en Honduras, donde ella vive, no mucho. Que más bien se estaba hablando más de fútbol.

[Karla Rivas]: Ahora mismo, Honduras está en portadas en el Mundial. Eh, una segunda nota que ahora mismo en Honduras está siendo importante es la elección del Fiscal General de la República. Y en tercer lugar puede ser el tema de los migrantes.

[Daniel]: Lo cual sorprende, ¿no? Pero Karla tiene una explicación de esto:

[Karla]: Estos medios de comunicación los más grandes del país son propiedad de esta pequeña élite, y de momento no les interesa que la gente esté preocupada por, eh, 2.000 niños que estén detenidos en estas jaulas.

[Daniel]: Según Karla, la poca cobertura que hay viene del interés por el tema de los medios de afuera. Para ella, además, cubrir seriamente esta situación implicaría responsabilizar al gobierno de Honduras, y eso no le conviene a los medios.   

Entonces…  

[Karla]: Eh, fuera del país están viéndolo como una crisis porque evidentemente hay una situación grave de vulnerabilidad de derechos humanos, pero en el país todavía eso, lamentablemente, no está al nivel que uno esperaría para que pueda terminar de generar algún tipo de reflexión.

[Daniel]: Dijimos al comienzo que esta historia era complicada. Y lo es. Una de las cosas que me contó Karla, que me ha costado procesar, es esto:

[Karla]: Aquí hubo una especie de propaganda, digamos, de publicidad de estas redes que trafican con personas, de los coyotes, diciendo que si el familiar se iba con un niño, con una niña, es decir: con un menor de edad, tenía más posibilidades de que lo dejaran pasar.

[Daniel]: Algunos coyotes incluso llegaban a ofrecer que el niño iba gratis y que solo tenían que pagar el adulto. Una especie de 2 por 1, como si se hablara de una oferta en el súper. Y que no importaba la relación que tuvieran: tío, tía, madre, padre: lo mismo.  

[Karla]: Lo importante es que fuera un adulto con un niño. Esas promociones se conocían en las comunidades y frente a eso la gente intentó aprovechar esa promoción, digamos, entre comillas.

[Daniel]: Confirmé esto con abogados de inmigración en Nueva York, y me contaron que sí: habían llegado algunos migrantes centroamericanos así, pero que eran un pequeñísima minoría de los que llegaban pidiendo asilo. Ahora, poco a poco, la noticia de las separaciones en la frontera se está filtrando a la gente que considera migrar.

[Karla]: Saben que va a pasar, pero siguen saliendo.

[Daniel]: Entonces ¿por qué migra la gente? Si se saben los peligros, si se conocen los riesgos…

Para explicarmelo, Karla me contó la historia de Susanita, una niña de 11 años de un barrio de San Pedro Sula.

[Karla]: Esta niña ya había hecho la ruta migratoria y, cuando la conocimos, ya había sido deportada. Y contaba ella todo lo que había vivido, el sufrimiento que había vivido.

[Daniel]: Sus padres ya había hecho el viaje antes que ella, y habían logrado entrar. Y mandaban plata desde Estados Unidos para mantener a su hija. Mientras veían cómo traerla, Susanita vivía con su abuela. Y sí, tenía más dinero que sus amigas o que mucha gente en el barrio por lo que mandaban sus papás—, pero, no es que eso significara mucho. Susanita decía:

[Karla]: Yo, aquí, tengo esta cadena de oro, tengo reloj, tengo zapatos. Pero todo esto no me lo puedo poner. Solo lo puedo tener aquí dentro de la casa, si yo salgo de mi casa, me lo roban.  

[Daniel]: El barrio donde vive Susanita es muy peligroso, violento. Controlado por maras. Entonces sus papás…

[Karla]: Mandaron a cercar toda la casa. Contrataron a un primo de la familia para que lleve a Susanita a la escuela, la espere en la escuela y la devuelva a la casa. Es decir que le construyeron una prisión, donde esa niña está intentando encontrar una forma de vivir sin su padres, solo con su abuela, con las riquezas que les pueda dar su familia, digamos, las riquezas materiales, pero encerrada.

[Daniel]: Karla, que escucha historias como esta a diario, tiene un dilema profesional, ético y moral.

[Karla]: Uno puede decir “no se vaya”, pero  tampoco le puedo decir yo “no se quede”, porque yo o la institución… yo no le puedo ofrecer nada.

Es que las condiciones del país son las que tienen que cambiar porque la gente tiene ganas de trabajar. La gente quiere estudiar. La gente no se quiere ir, pero son las condiciones, eh, de pobreza y desigualdad, impunidad, que están obligando a la gente a salir del país.

[Daniel]: Karla Rivas vive en El Progreso, Honduras.

El presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, se reunió el 20 de junio con el vicepresidente estadounidense Mike Pence. El comunicado de la Casa Blanca sobre esta reunión no menciona ninguna discusión específica que se haya dado sobre el trato que se le está dando a los niños en la frontera.

Aún quedan muchas preguntas después de la orden ejecutiva que firmó el presidente Trump. La política de cero tolerancia sigue en pie: todas las personas que cruzan la frontera sin papeles serán procesadas. Pero, ahora, por lo menos se espera que, en la mayoría de los casos, las familias serán detenidas juntas, y por un tiempo indefinido.

Y sigue habiendo más de 2.300 niños que fueron separados de sus padres en las últimas semanas: ¿Qué va a pasar con ellos? Nada de esto queda claro.

Esta es una historia que seguramente estaremos siguiendo en Radio Ambulante cuando volvamos en septiembre. Es que esto no se acaba pronto. Igual que tampoco es un problema que comenzó ayer.

Esta historia fue producida por el equipo editorial de Radio Ambulante, que incluye a Camila Segura, Silvia Viñas, Luis Fernando Vargas y a mí. La mezcla y el diseño de sonido la hicimos Andrés Azpiri y yo. Rebecca Press es la fact-checker.

El resto del equipo de Radio Ambulante incluye a Jorge Caraballo, Patrick Mosley, Barbara Sawhill, Luis Trelles, David Trujillo y Elsa Liliana Ulloa. Nuestras pasantes son Lisette Arévalo y Victoria Estrada. Carolina Guerrero es la CEO.

Y aunque nos vamos a tomar una pausa, no se desconecten. Sigan pendientes de nuestro Club de Podcasts, y nuestro Twitter y Whatsapp. Y recuerden por favor, por favor, de llenar la encuesta de audiencia en radioambulante.org/encuesta. Gracias.

Radio Ambulante se produce y se mezcla en el programa Hindenburg PRO.

Para escuchar más episodios, y saber más sobre esta historia, visita nuestra página web, radioambulante.org. Radio Ambulante cuenta las historias de América Latina. Soy Daniel Alarcón. Gracias por escuchar.

Comments

Compartir en redes sociales: circletwitterbird circlefacebook circlereddit circletumblr

« Post anterior

Transcripción – Creando un monstruo

[Daniel Alarcón, host]: Hola, hola, Ambulantes, con esta historia terminamos nuestra séptima temporada. Muchas gracias a todos ustedes …

Ver Post

Próximo post »

Transcripción – Compartir no es delito

[Daniel Alarcón, host]: Hey, Ambulantes: ya se vienen nuestros shows en vivo. ¿Compraron los tiquetes? Quedan muy pocos. Serán el …

Ver Post