Sandra sueña bosques – Contenido Extra

Sandra sueña bosques – Contenido Extra

COMPARTIR

En el episodio de esta semana –Sandra sueña bosques– contamos la historia de una orangutana que fue reconocida por la justicia argentina como “persona no humana” y “sujeto de derechos”. El caso generó controversias porque plantea un cambio en el paradigma antropocéntrico que rige las leyes de la mayoría de los países donde solo los humanos (o las asociaciones de humanos) somos sujetos de derechos. Aquí algunos recursos para profundizar en la historia.

  • Este es el breve fallo de la Cámara Federal de Casación Penal en el que se reconoce a Sandra como sujeto de derechos. En sus fundamentos, el tribunal citó el libro La Pachamama y el humano, escrito por el exjuez de la Corte Suprema Argentina, Eugenio Zaffaroni.

 

  • A partir de aquel fallo, se abrió el debate. No todos estuvieron de acuerdo en que Sandra fuera considerada una “persona no humana”. Julio Conte Grand, por entonces procurador general de la Ciudad de Buenos Aires, publicó una columna de opinión en el diario La Nación titulada Darwin ha muerto.  El artículo generó la respuesta de 253 científicos argentinos que  publicaron otra columna en el diario Página 12 que se tituló Darwin sigue vivo… y también las malas interpretaciones de la Teoría Evolutiva.

 

  • Tras la resolución de la Cámara Federal de Casación Penal, el caso pasó al fuero Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad de Buenos Aires que debía evaluar las condiciones de Sandra y analizar su posible traslado a un santuario. La jueza Elena Liberatori también reconoció a Sandra como sujeto de derechos. Esta es la sentencia completa.

 

  • La clasificación de animales citada por el abogado Gil Domínguez se expone en el libro Zoopolis, de los filósofos canadienses Sue Donaldson y Will Kymlicka. El libro es una clásico en el derecho animal y plantea  un nuevo modelo de las relaciones entre humanos y animales.

 

 

  • El anterior video muestra el traslado de Sandra desde su recinto en el Ecoparque de Buenos Aires hasta que ingresa a la bodega del avión que la llevará a Estados Unidos. Para seguir el día a día de Sandra y  los demás orangutanes y chimpancés del Center for Great Apes pueden seguir su cuenta de Instagram.

 

  • El caso de Sandra no fue uno más para la jueza Elena Liberatori. En su despacho tiene un peluche de orangután y una gigantografía con la foto de Sandra.  Y, al lado de la foto, un texto que la jueza escribió.

Créditos

POR
Aneris Casassus


LUGAR
Argentina


FOTO PORTADA
Center for Great Apes (Instagram)


PUBLICADO EN
09/22/2020

Comments