Chinochet – Transcripción

Chinochet – Transcripción

[Daniel Alarcón, host]: Bienvenidos a Radio Ambulante, desde NPR. Soy Daniel Alarcón. 

(SOUNDBITE DE ARCHIVO)

[Alberto Fujimori]: Estamos a… a veinte kilómetros de Lima, diez kilómetros del Callao (risa). ¡Finalmente ya estamos! 

[Daniel]: Estamos escuchando a Alberto Fujimori, expresidente del Perú, en un video que grabó el 6 de noviembre del 2005. En el video está sobrevolando la capital peruana después de cinco años de haber estado en Japón. Ahí se había refugiado luego del colapso de su gobierno.

Soñaba con volver al Perú, pero en ese momento no podía. Ese video se grabó rumbo a un tercer país. Chile. 

[Carlos Meléndez]: Porque efectivamente si llegan a Lima podía ser inculpado por veintiún crímenes y delitos. 

[Daniel]: Él es Carlos Meléndez. Lo conocí en Santiago hace un par de años y es un experto en el tema de Fujimori. Con él hablé de este episodio tan extraño en la vida del expresidente. Los peruanos conocemos lo que pasó, a grandes rasgos, pero como pasa con muchas historias, te vas acercando y todo se vuelve sorprendente, extraño. 

Entonces, Fujimori no podía entrar al Perú porque había una orden de captura de la Interpol en su contra. La justicia peruana lo estaba buscando por acusaciones de delitos de corrupción y crímenes de lesa humanidad. Regresar al Perú era casi seguro que lo llevaría a la cárcel. 

Pero el expresidente tenía un plan.

[Carlos]: Entonces, él tenía que, de algún modo, ver la manera de… de cómo evitar eso. Entonces, una manera es por ejemplo ir a un tercer país…

[Daniel]: En este caso, ese tercer país sería Chile. Su plan dependía de varios supuestos. Primero, asumía que al llegar a Chile, los peruanos pedirían la extradición. También asumía que los chilenos rechazarían esa petición. Y entonces… 

[Carlos]: Desde Chile, vas hacia al norte de Chile. Vas a la… a la  frontera con Perú y entras libre a hacer tu campaña política para el año 2006. Ese era el… el plan que tenía Alberto Fujimori.

[Daniel]: O sea, quería volver. Y no solo para pisar tierra peruana por cuestiones patrióticas o sentimentales, sino para volverse a postular a la presidencia. Lo cual suena, para ser honesto, bastante descabellado. Como plan, digo. Pero Carlos me cuenta que, para Fujimori, no lo era. Para nada. Al contrario, tenía toda la lógica del mundo.

Así que, desde Japón, Fujimori y sus colaboradores más cercanos juntaron fondos. Alquilaron un avión privado y salieron el 6 de noviembre del 2005.

El viaje era bastante largo ⁠—de más de 20 horas— así que hicieron una parada técnica para cargar combustible en Tijuana, México. Fujimori ni siquiera se bajó del avión. Durante el vuelo, estaba tan emocionado que estuvo grabando videos para repartirlos a la prensa cuando aterrizara en Santiago. Eran videos como este, de una mala calidad.

(SOUNDBITE DE ARCHIVO)

[Alberto Fujimori]: Estoy tratando de armar una estrategia. Finalmente decidí dar… 

[Daniel]: No se escucha muy bien, pero en el video se ve al expresidente peruano en el avión, hablando por teléfono con uno de sus hijos. Dice que llegará a Chile ese mismo día, 6 de noviembre. Y a Perú, en cualquier momento. 

Fujimori estaba grabando el video cuando su avión aterrizó en el aeropuerto principal de Santiago. Mira directamente a la cámara y dice: 

(SOUNDBITE DE ARCHIVO)

[Alberto Fujimori]: Hemos tocado suelo sudamericano. El próximo, Perú.

[Daniel]:  “Hemos tocado suelo sudamericano. El próximo, Perú”.

[Carlos]: Como era un avión privado, este avión privado entra a un hangar privado, y en ese momento el personal de… de Migraciones envía a un funcionario al hangar a registrar a las personas. 

[Daniel]: El agente de migración les pidió los pasaportes, los revisó —venían dos peruanos, un estadounidense y un japonés— y los selló, como si nada. Les dio la bienvenida y los dejó entrar a Chile.

[Carlos]: Cuando vuelve a su sitio e ingresa los nombres al sistema, es que sale la alerta de Interpol. Entonces dice: “Diablos, Alberto Fujimori, claro, expresidente de Perú, no sabía que estaba buscado por… por la justicia”. 

[Daniel]: Cuando el agente se dio cuenta del error que había cometido… 

[Carlos]: El tipo sale de su puesto a buscarlo a Alberto Fujimori en la salida de los taxis del aeropuerto. O sea, imagínate como la… la escena de la película The Usual Suspects, ¿no? Cuando buscan a Kayser Söze, ¿no? Cuando se dan cuenta que… que Kevin Spacey es Keyser Söze, idéntico. Este funcionario sale al pa… a la zona de… de taxis y ve cómo un Mercedes-Benz del abogado de Fujimori (risa) se lleva toda la… la delegación.

[Daniel]: Fujimori lo había logrado. Burló la orden de captura internacional que había en su contra y entró a Chile de forma legal. 

[Carlos]: Fujimori es recibido entre abrazos por su amigos, ¿no? O sea, el plan había funcionado. Fujimori logra salir de Tokio, pasar por Tijuana, llega a Santiago. Su pasaporte peruano se estampa como turista y logra ir… salirse… caminar libremente por las calles de Santiago. 

[Daniel]: Ya estaba más cerca del Perú de lo que había estado en años. 

El agente de migración les notificó a sus superiores lo que había pasado. Y la noticia empezó a correr por todo Santiago. 

[Constanza Santa María]: Yo estaba en el canal. Nos enteramos que Alberto Fujimori había aterrizado en Chile y que había entrado pese a tener una orden de captura internacional y a alguien se le había pasado el pasaporte de Alberto Fujimori y figuraba en Chile.

Soy Constanza Santamaría. Soy periodista de Canal 13 de Chile.

[Daniel]: En 2005, Constanza era reportera de un noticiero local y recuerda muy bien la conmoción que causó la llegada de Fujimori a Santiago.

[Constanza]: Se pueden imaginar la locura en… en investigaciones, en aduana, tratando todo el mundo de entender cómo pudo entrar Alberto Fujimori sin que nadie se diera cuenta. Pero era muy… era tarde. Era… Estaba oscuro me acuerdo. Eran… no sé deben haber sido las diez de la noche, nueve de la noche.

[Daniel]: Nadie se podía explicar lo que estaba pasando.

[Constanza]: Entonces la llegada fue realmente un… un balde de agua fría, eh, para… para el presidente Ricardo Lagos que era el que estaba en ese minuto. O sea, un convidado de piedra en toda su expresión. O sea, uno se puede imaginar: ¿qué hacemos con este personaje?

[Daniel]: Este personaje que con su visita causó tanto revuelo político en la sociedad chilena, sin mencionar la peruana, claro. Para entender lo que llevó a Fujimori primero a refugiarse en Japón y después a burlar una orden de captura internacional para llegar a Chile, necesitamos regresar un poco.

Carlos Meléndez nos cuenta. 

[Carlos]: Alberto Fujimori fue uno de los primeros outsiders exitosos en la política latinoamericana. Digo outsider, porque a principios de 1990 —el año de su campaña presidencial— era un ingeniero y catedrático universitario desconocido, descendiente de inmigrantes japoneses. O sea, no figuraba en la vida pública.

En ese momento, Perú se encontraba en una crisis económica y social: la hiperinflación había llegado a más de 2 mil por ciento anual, los grupos terroristas Sendero Luminoso y el MRTA, el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru, libraban una guerra contra el Estado peruano que causaría casi setenta mil muertes. Los peruanos le habían perdido la fe a los partidos políticos tradicionales. En medio de esa situación, Fujimori decidió fundar Cambio 90 para lanzarse como candidato a la presidencia.

(SOUNDBITE DE ARCHIVO)

[Alberto Fujimori]: Vengo a este debate, porque el movimiento independiente Cambio 90 está convencido que ustedes quieren que se acabe con la corrupción.

[Carlos]: Este es Fujimori en el debate presidencial de 1990. En las elecciones de ese año, nadie dudaba que el ganador a la presidencia sería Mario Vargas Llosa, que ya era un reconocido escritor y contaba con el apoyo de la derecha. 

(SOUNDBITE DE ARCHIVO)

[Mario Vargas Llosa]: He abandonado mis libros, mi escritorio, mi vocación que yo amo tanto: para eso les pido un voto. Hay que privatizar el sector público. Hay que acabar con el mercantilismo y con las formas intervencionistas y socialistas que solo traen pobreza y fracaso. 

[Carlos]: Pero Fujimori prometía un cambio, un cambio de la clase política, aunque sin dar muchos detalles de cuáles eran exactamente las medidas que iba a tomar. Lo único que prometió es que no iba a tomar las mismas que Vargas Llosa. Y al parecer esas promesas fueron suficientes para el electorado.

A inicios de campaña, nadie se hubiese imaginado que un desconocido como Fujimori terminaría venciendo a Vargas Llosa en la segunda vuelta. Este es Fujimori leyendo el discurso inaugural el día de su toma de posesión.

(SOUNDBITE DE ARCHIVO)

[Alberto Fujimori]: Nos toca afrontar la crisis más profunda que ha vivido el país en toda su historia republicana. Una sociedad escindida por la violencia, la corrupción, terrorismo y el narcotráfico. Heredamos, pues, un desastre.

[Carlos]: Yo recuerdo bien ese desastre. Crecí en Zárate, un barrio emergente de Lima y tenía 12 años cuando Fujimori ganó esas elecciones. Nunca voy a olvidar cómo se escuchaban los coches-bomba que los grupos terroristas detonaban en cualquier parte de la ciudad. Pensar de vez en cuando: “Este sonó cerca, ¿dónde habrá sido?”. Ese era el caos en que vivíamos cotidianamente los peruanos. 

Apenas un mes después de su llegada a Palacio de Gobierno, Fujimori terminó haciendo lo que había prometido que no iba a hacer. El 8 de agosto de 1990, se anunció que los precios de los combustibles, alimentos y otros productos básicos dejarían de ser controlados por el gobierno, o sea, que se dejarían al libre mercado. Fujimori justificó el abandono de su promesa como la única solución a la fuerte crisis en la que el Perú estaba desde hacía años. Es casi imposible exagerar el caos que se vivió al día siguiente.

(SOUNDBITE DE ARCHIVO)

[Periodista]: Largas y desordenadas colas se forman alrededor de la municipalidad de Ate-Vitarte.

[Mujer]: Abandonamos a nuestros hijos, señor, por venir a buscar un kilo de azúcar pero no nos despachan.

[Periodista]: Hay problemas debido a que muchos comercios no han abierto sus puertas hoy.

[Mujer]: Nosotros lo único que pedimos es que vaya usted a abrir los mercados para comprar aunque sea un cuartito, lo que sea, para cocinar hoy día. ¿Qué vamos a darles de comer a nuestros hijos?

[Mujer]: El pueblo tiene hambre. Estos desgraciados venden lo que les da la gana.

[Carlos]: Esas medidas se conocieron como el “fujishock”: los alimentos y otros productos básicos escaseaban y teníamos que hacer largas filas para conseguir unos pocos. Paros y huelgas indefinidas detenían el país. El alza constante del precio de la gasolina hacía que los buses de transporte público no prestaran servicio. Perú era un país que parecía no tener horizonte.

Pero Fujimori no dio marcha atrás: continuó con las reformas de ajuste y persiguiendo a los cabecillas terroristas. Dos años después, frustrado por los límites que le imponía el tener que llegar a acuerdos con los demás partidos en estos temas, Fujimori apareció en televisión nacional y anunció… 

(SOUNDBITE DE ARCHIVO)

[Alberto Fujimori]: He decidido tomar las siguientes trascendentales medidas. Primero, disolver… disolver temporalmente el Congreso de la República hasta la aprobación de una nueva estructura orgánica del poder legislativo, la que se aprobará mediante un plebiscito nacional. Segundo, reorganizar totalmente el Poder Judicial, el Consejo Nacional… 

[Carlos]: A partir de ese día Fujimori eliminó el congreso y concentró todo el poder en el Ejecutivo para empezar a gobernar por decreto. 

(SOUNDBITE DE ARCHIVO)

[Alberto Fujimori]: Reitero que como ciudadano elegido por las grandes mayorías na… nacionales solo me anima el deseo de lograr la prosperidad y la grandeza de la nación peruana.

[Carlos]: Fujimori justificó la disolución como necesaria para enfrentar el terrorismo de Sendero Luminoso y del MRTA. Y, aunque suene increíble, no hubo muchas críticas dentro del país. Gran parte de la sociedad peruana parecía aceptar esas medidas autoritarias, dado el caos que se vivía entonces. Sin embargo, la comunidad internacional empezó a presionar al gobierno de Fujimori, diciendo que había hecho un “autogolpe de Estado”, en el que Fujimori estaba transformando la democracia peruana en un régimen autoritario. Ante esa presión, a fines de año Fujimori llamó a elecciones para convocar un nuevo congreso que además redactó una nueva constitución.

En septiembre de 1992, a los pocos meses del cierre del Congreso…

(SOUNDBITE DE ARCHIVO)

[Periodista]: Estamos en comunicación vía microondas con la prefectura de Lima donde será presentado en conferencia de prensa Abimael Guzmán Reynoso, cabecilla del grupo más sanguinario del mundo.

[Carlos]: El líder de Sendero Luminoso fue capturado y las autoridades organizaron una conferencia para mostrarlo ante la prensa mundial.

(SOUNDBITE DE ARCHIVO)

[Periodista]: Vamos a proceder a presentar a Manuel Rubén Abimael Guzmán Reynoso, 57 años, alias camarada Gonzalo.

[Carlos]: Fue una imagen muy poderosa: Guzmán en una jaula, con un traje a rayas negras y blancas.

(SOUNDBITE DE ARCHIVO)

[Periodista]: ¿Qué puede responder por los 25 mil muertos?

[Abimael Guzmán]: Como hijos del pueblo.

[Periodista]: ¿Y los asesinatos?

[Abimael Guzmán]: Estamos combatiendo…

[Carlos]: Y mientras los periodistas le pedían que respondiera por sus crímenes, él contestaba gritando consignas senderistas. 

(SOUNDBITE DE ARCHIVO)

[Abimael Guzmán]: Porque somos comunistas…

[Voz]: ¡Asesinos!

[Voz]: ¡Ya murió el comunismo!

[Carlos]: La captura de Guzmán fue clave, pues después de su caída la subversión fue derrotada por el Estado. En los siguientes años la economía empezó a estabilizarse y la popularidad de Fujimori a crecer. Parecía que el camino autoritario de Fujimori se legitimaba ante los ojos de muchos peruanos. Todo esto permitió que en las elecciones de 1995… 

(SOUNDBITE DE ARCHIVO)

[Periodista]: Atención. Presidente reelecto, ganador en primera vuelta: ingeniero Alberto Fujimori. Cambio 90, nueva mayoría. Lo escucharon ustedes: no habrá segunda vuelta.

[Carlos]: Fujimori se reelige y se da el lujo de ganar en primera vuelta al ex secretario general de la ONU, Javier Pérez de Cuéllar. Y además su partido obtuvo una mayoría absoluta en el congreso. El fujimorismo estaba en su mejor momento.

Así que por un lado, teníamos al fujishock y el autogolpe. Por otro, la captura de Guzmán y la recuperación económica. En el balance de entonces, para una gran mayoría de peruanos, el primer mandato de Fujimori había sido hasta cierto punto exitoso. Pero en su segundo periodo como presidente —a finales de los noventa— ese balance comienza a perderse. Se hace evidente el lado más perverso del fujimorismo. Se revelan los crímenes que se cometieron contra ciudadanos durante su gobierno. 

Dos de las violaciones de derechos humanos más graves fueron las masacres de Barrios Altos y La Cantuta. En el caso de Barrios Altos, el 3 de noviembre de 1991, un comando paramilitar, organizado desde el gobierno, entró a una fiesta en un barrio del centro de Lima creyendo que eran senderistas y asesinaron a 15 personas inocentes, incluyendo un niño. En La Cantuta, el 18 de julio de 1992, ese mismo comando secuestró y asesinó a nueve estudiantes y a un profesor universitario. 

A pesar de crímenes como estos, y de que en teoría era inconstitucional postularse a la presidencia una tercera vez, en el 2000… 

(SOUNDBITE DE “EL RITMO DEL CHINO”)

[Voces]: ¡Chino! ¡Chino! ¡Chino! ¡Chino! ¡Chino! 

[Carlos]: Fujimori se postula a un tercer mandato.

(SOUNDBITE DE ARCHIVO)

[Alberto Fujimori]: ¡La democracia es pueblo! ¡La democracia no es poder político para algunos!

[Voz]: Y se baila así. Y se mueve así… 

[Carlos]: Fue una elección bastante controversial. Pues, desde el gobierno, Fujimori utilizó toda la maquinaria que tenía a su disposición para tratar de ganar una nueva reelección. Un tercer mandato consecutivo en Perú es algo sin precedentes.

Esta vez Fujimori no logró imponerse en primera vuelta y se va a una segunda contra Alejandro Toledo. Pero la comunidad internacional coincidía en que las elecciones no iban a ser limpias, ni justas, así que Toledo decide retirarse. La segunda vuelta se lleva a cabo con Fujimori como único candidato.

La gente empezó a salir a las calles para evitar que Fujimori iniciara su tercer mandato.

(SOUNDBITE DE ARCHIVO)

[Voces]: ¡Esta democracia es falsa democracia! ¡Chino Fujimori vete a la mierda! ¡Chino Fujimori vete a la mierda! 

[Carlos]: Pero no fue posible evitarlo. El 28 de julio del 2000, Fujimori inició su tercer periodo presidencial. Sin embargo, la continuidad de su gobierno era ya insostenible. 

En ese setiembre, se filtran a los medios unos videos en los que su asesor y jefe de inteligencia Vladimiro Montesinos compraba con torres de dinero en efectivo a algunos congresistas de la oposición. Se conoció como el escándalo de los “Vladivideos” o el caso de los “congresistas tránsfugas”, por la manera como se estaba comprando a estos políticos para que se pasaran a la bancada fujimorista. Montesinos era un personaje bastante oscuro, ya por entonces había sido señalado por su relación a acusaciones de tortura y asesinatos que ocurrieron en los sótanos del Servicio de Inteligencia del Ejército durante los noventas. 

La revelación de los “vladivideos” afectó tanto que apenas dos días después, Fujimori hizo un nuevo anuncio en televisión nacional. 

(SOUNDBITE DE ARCHIVO)

[Alberto Fujimori]: Tras una profunda reflexión y objetiva evaluación de la coyuntura he tomado la decisión primero de desactivar el Sistema de Inteligencia Nacional y en segundo lugar de convocar en el inmediato plazo posible a elecciones generales.

[Carlos]: Pero aclaró algo. 

(SOUNDBITE DE ARCHIVO)

[Alberto Fujimori]: En esas elecciones generales, de más está decirlo, no participará quien habla.

[Carlos]: Fujimori había cedido ante la presión y convocó a elecciones para el siguiente año. 

Mientras se preparaba la transición, Fujimori aprovechó la invitación a una cumbre internacional en Brunei —un país al sur del continente asiático— para salir de Perú. 

(SOUNDBITE DE ARCHIVO)

[Periodista]: Fujimori confirmó el domingo de noche desde Tokio a… a la agencia de Lima que presentará su renuncia formal al presidente del Congreso Valentín Paniagua al tiempo que dejó abierta la posibilidad de seguir su carrera política como congresista. 

[Carlos]: Salió el día 13 de noviembre del 2000 y no volvió.

(SOUNDBITE DE ARCHIVO)

[Periodista]: El presidente peruano Alberto Fujimori quien confirmó a la agencia AFP desde Tokio la renuncia a su cargo a más tardar en 48 horas dejará el poder arrastrado por la peor crisis de las últimas décadas.

[Carlos]: De Brunei había volado a Tokio y desde ahí el 19 de noviembre del 2000 renunció a la presidencia peruana mediante una carta que envió por fax al congreso peruano. 

En territorio nipón Fujimori fue recibido como hijo pródigo. Sus orígenes japoneses llamaban la atención, y muchos lo recordaban por un evento terrorista a finales de 1996. Ese fin de año, miembros del MRTA entraron a la residencia del embajador japonés en Lima durante una fiesta y tomaron a cientos de rehenes, quedándose hasta el final con 72 personas. La toma de la residencia duró más de cuatro meses y finalmente Fujimori ordenó una intervención militar que liberó a los rehenes. Todos los emerretistas murieron.

Eso le ganó el agradecimiento de buena parte de la sociedad y de la clase política japonesas, porque entre los rehenes rescatados había una veintena de empresarios japoneses y funcionarios de la embajada nipona en Lima. 

Entonces, asentado en Tokio, Fujimori inició una nueva vida lejos del país que había gobernado: daba charlas y conferencias sobre su experiencia en la lucha antiterrorista y se aprovechaba de la curiosidad que despertaba su trayectoria. En una de esas charlas, conoció a quien sería su novia: Satomi Kataoka, una empresaria japonesa ligada a la derecha de ese país. Fujimori se hizo una vida bastante cómoda en Japón, mientras en Perú se trataba de reconstruir la democracia.

Por entonces, en Perú, el presidente del congreso había asumido un gobierno interino que convocó a nuevas elecciones. El nuevo gobierno amplió el mandato de la procuraduría anticorrupción para investigar los presuntos delitos cometidos por Fujimori y sus allegados. Además de los casos ya mencionados de Barrios Altos y La Cantuta, se estaban investigando otras violaciones a los derechos humanos cometidas durante su gobierno, como el caso de torturas en los sótanos del servicio de inteligencia. También se estaban investigando casos de corrupción como el de los congresistas tránsfugas, compra de líneas editoriales de medios de comunicación, interceptaciones telefónicas ilegales a miembros de la oposición y otros.

En el 2004, Antonio Maldonado fue designado procurador anticorrupción y una de sus tareas era llevar el proceso de extradición de Fujimori de Japón. No era el primer procurador a quien se le otorgaba esta tarea, sus antecesores ya se habían topado con la protección política que Japón le estaba dando a Fujimori. Este es Maldonado. 

[Antonio Maldonado]: Habían unas solicitudes de extradición que Japón, este, de la manera más criolla y más… y de la manera más arrogante y de la manera más irrespetuosa con el pueblo y el Estado peruano, simplemente no se dignaba de responder, de ir al fondo.

[Carlos]: Según Maldonado, el gobierno japonés simplemente mandaba preguntas y más preguntas y pedía aclaraciones inocuas. Es decir, alargaban, dilataban y frustraban a los abogados peruanos. 

[Antonio]: Entonces Japón en realidad se burlaba del Estado peruano. Japón sí protegía abiertamente a Fujimori.

[Carlos]: Maldonado se acuerda bien de una reunión con un ministro de la Embajada de Japón que les dijo: 

[Antonio]: Que estábamos perdiendo el… el tiempo. Que el dinero del Estado peruano —un Estado pobre— estaba siendo mal utilizado, que debían utilizarse de mejor manera.

[Carlos]: Y también los amenazó.

[Antonio]: Que si nosotros procedíamos con la demanda ante la Corte Internacional de Justicia lo que íbamos a observar es una re… un retiro de la cooperación internacional de Japón. Me dijo: “Concretamente estamos pensando en ayudar a la reconstrucción o a… o a… o a mejorar las instalaciones de Machu Picchu”.

[Carlos]: Pero el Estado peruano no estaba dispuesto a ceder con la extradición. Entonces en el 2005 se propuso llevar al estado japonés ante la Corte Internacional de Justicia en La Haya.

[Antonio]: ¿Por qué? Por violación de la Convención Internacional de Tortura. O sea, la obligación universal de, eh, perseguir y castigar a una persona a la que se le imputaban la comisión de torturas sistemáticas. En fin, de acuerdo al lenguaje de la Convención de la ONU sobre torturas.

[Carlos]: Mientras el Estado peruano hacía todo lo posible por tratar de llevar a Fujimori a Perú y juzgarlo, a mediados de setiembre de ese mismo año, 2005, Fujimori visitó al consulado peruano en Tokio para renovar su pasaporte.

(SOUNDBITE DE ARCHIVO)

[Periodista]: Ingeniero, ¿qué siente usted? Su pasaporte.

[Alberto Fujimori]: Bueno, esta es la prueba evidente de que soy cien por ciento peruano y que estoy en condiciones de prepararme para el próximo año. Bueno, muchas gracias. Adiós.

[Carlos]: No se escucha bien, pero Fujimori dice: “Estoy en condiciones de prepararme para el próximo año”. El próximo año, es decir, las elecciones presidenciales del 2006. Un anuncio así, casi improvisado, sonaba a disparate, la verdad. O sea, ¿Fujimori lanzándose a presidente del Perú? Nadie se tomaba en serio que estuviera considerando la posibilidad de salir de Japón. Pues, aunque existía la amenaza del juicio ante La Haya, la protección de la clase política japonesa parecía bastante sólida. 

Entonces, hay dos hipótesis del por qué Fujimori decidió abandonar Japón. La primera —popular entre los diplomáticos peruanos— es que las acciones de la cancillería peruana lograron ejercer presión sobre el gobierno japonés y que eso forzó a Japón a dejar de ofrecerle protección y amparo político a Fujimori. 

Pero la otra hipótesis es que Fujimori se aburría en la tierra de sus ancestros, que quería seguir activo en la política. Este es Fujimori en un documental estadounidense que se estrenó en 2005.

(SOUNDBITE DE ARCHIVO)

[Alberto Fujimori]: Yo tengo, te debo confesar, tengo habilidades para ser presidente. Me gusta el trabajo de presidente. 

[Carlos]: Y parece que no puede ser más claro en sus intenciones.

(SOUNDBITE DE ARCHIVO)

[Alberto Fujimori]: Creo que para mí es un deber de volver, de estar nuevamente al frente con el pueblo del Perú.

[Carlos]: Con la perspectiva de nuevas elecciones en Perú en el 2006, todo indica que no lo pudo resistir y empezó a planear su regreso. 

En todo caso, volver al Perú no iba a ser fácil. Como ya dijimos, si Fujimori llegaba directamente al territorio peruano sería apresado de inmediato para ser procesado por los casos abiertos en su contra. 

La hipótesis que muchos tienen es que la idea era llegar a un tercer país con la intención de pasar por un proceso de extradición. Explico: la justicia de este tercer país sería la que evaluaría los casos por los cuales Fujimori iba a ser juzgado en Perú. Si lo encontraban extraditable, lo entregarían a la justicia peruana, pero si ese tercer país rechazaba el pedido de extradición, Fujimori quedaría libre, todos los cargos en su contra se caerían y podía regresar al Perú; incluso a participar en las elecciones que se venían. 

Por eso tenían que elegir bien cuál sería ese tercer país. La cercanía de Chile a Perú fue uno de los factores que influyó en la decisión, pero según Maldonado, el procurador anticorrupción, también fue muy importante…  

[Antonio]: La tradición chilena de negar extradiciones en casos similares, empezando con el criminal nazi Rauff, claro.

[Carlos]: Y es que Chile, en la década previa, había denegado la totalidad de pedidos de extradición. Incluso registraba rechazos históricos. Por ejemplo, ni siquiera extraditó a ese Walter Rauff mencionado por Maldonado, que fue un oficial nazi responsabilizado de la muerte de un cuarto de millón de personas en Auschwitz. Chile parecía la elección más obvia.

Casi dos meses después de renovar su pasaporte peruano, Fujimori estaba en ese mismo avión privado que volaba desde Tokio hasta Santiago. grabando el video que oímos al principio. 

(SOUNDBITE DE ARCHIVO)

[Alberto Fujimori]: Estamos a… a veinte kilómetros de Lima, diez kilómetros del Callao (risa). ¡Finalmente ya estamos!

[Carlos]: Y sucede lo que ya contamos: Fujimori llega a Chile, pasa migración, le sellan su pasaporte como turista y sale a las calles de Santiago. 

[Antonio]: Al Estado peruano nos deja en total estado de sorpresa, pero nuestra reacción es inmediata.

[Carlos]: Por algunos contactos que tenían en Chile, los representantes del gobierno peruano supieron de la llegada de Fujimori incluso antes que los propios funcionarios chilenos. Por su parte, la policía de investigaciones chilena rastreó en todos los hoteles de la ciudad hasta que lo ubicaron en el Hotel Marriott. Y se enteraron que Fujimori estaba planeando dar una conferencia de prensa.

Esos mismos rumores llegaron a Constanza Santamaría, la periodista que escuchamos al inicio.

[Constanza]: Así es que yo me fui inmediatamente al Marriott tratando de… de buscar y de encontrar a Fujimori. Estaban todos los medios ahí, llegamos todos juntos, eh, porque además era tratar de tener la primera imagen.

[Carlos]: La exclusiva. Pero la conferencia no empezaba y Fujimori no se veía por ningún lado.

[Constanza]: Yo me acuerdo de haber hecho guardia. Nos echaron cinco veces durante la noche. Me quedé toda la noche en el Marriott. Logré entrar al Marriott porque las cámaras obviamente estaban afuera pero yo… yo quería entrar aunque sea a ver, a sacar… En ese minuto yo creo que no… yo no debo haber tenido celular pero a verlo y a preguntarle un par de cosas. Yo andaba con un micrófono escondido en alguna parte. 

[Carlos]: Constanza buscó en todos los pisos, hasta que llegó a uno en el que se necesitaba una tarjeta especial para entrar. No podía seguir, así que regresó al primer piso y se sentó en el bar, a esperar. 

Ese mismo domingo, el presidente de Perú había convocado al equipo de procuradores del Ministerio de Justicia y al equipo de Cancillería para empezar a gestionar la extradición de Fujimori, ya no desde Japón sino desde Chile.

[Antonio]: En pocas horas, el equipo de Cancillería, eh, activa el tratado de extradición con Chile, que era un tratado antiguo, y el Estado peruano plantea la, este, la solicitud de… de detención pre… preliminar de Fujimori en Chile. Y a las 8:30 de la noche hora peruana, 10:30 de la noche hora de Santiago de Chile, Fujimori es detenido del hotel Marriott conforme consta para la historia.

[Constanza]: Y… y finalmente el minuto que sale es cuando ya llega la policía, lo llegan a detener y lo sacan, pero lo sacan por el… por el estacionamiento.

[Carlos]: Salió en un auto, sin que Constanza ni ningún otro medio pudiera hablar con él. Solo se obtuvo su imagen.

La llegada y después el arresto de Fujimori en Chile también tomó por sorpresa a su abogado, César Nakazaki. En ese momento él estaba en Lima y se enteró por los mismos medios. Nakazaki voló inmediatamente a Santiago y luego de unos trámites con el primer abogado que había contratado Fujimori en Chile, logró verlo. Fujimori estaba detenido en la Escuela de Gendarmería. Cuando Nakazaki entró a verlo… 

[César Nakazaki]: Actuó japonesmente, ¿no? Como habíamos hablado, muy poco. Hablé unos segundos con él porque además la gendarmería… si bien lo trataba con respeto, con dignidad, pero era Chile, ¿no? Entonces lo trataba con dureza. No se podía hablar mucho. Era dura la Gendarmería. 

[Carlos]: El juez le había negado la libertad condicional. Fujimori apenas se estaba dando cuenta del error que había cometido.

[César Nakazaki]: Entonces, ahí ya el presidente expresó, pues, todos los sentimientos de estar preso, ¿no? Fue un momento muy duro.

[Carlos]: Al ingeniero Fujimori le habían fallado sus cálculos y ahora estaba en una cárcel en Chile. 

Durante su mandato, Fujimori había sido muy amigable con Chile. Había hecho cosas como elogiar y replicar algunas políticas públicas de aquel país o invitar a empresarios chilenos a invertir en Perú, así que creía que tenía grandes amigos y defensores en ese país. 

Pero Fujimori, al parecer, no consideró que en aquel momento había elecciones presidenciales en Chile y que la favorita, la socialista Michelle Bachelet, había vivido en carne propia el horror de la dictadura de Augusto Pinochet. Su padre fue torturado y murió a manos de sus custodios durante esos años y ella misma sobrevivió la tortura de parte de militares que dirigía Pinochet. Para Bachelet, los crímenes que se le imputaban a Fujimori tenían un eco de los horrores cometidos por el gobierno del dictador chileno. 

Como candidata, Bachelet fue la primera en exigir sanciones a Fujimori. Esta es Bachelet el día después de la llegada de Fujimori a Chile.

(SOUNDBITE DE ARCHIVO)

[Michellet Bachelet]: Él no ha sido invitado. Él llegó acá y creo que todos los chilenos nos preguntamos, ¿a qué vino?

[Carlos]: El plan de Fujimori había sido que la justicia chilena —que él consideraba una justicia neutral e independiente de sesgos políticos— lo eximiera de todas o la mayoría de acusaciones en su contra. Su grueso error fue creer que encontraría en Chile la muralla política protectora con la que contó en Japón. 

[Daniel]: Se equivocó. Después de la pausa, Fujimori se enfrenta a la justicia en Chile. 

Ya volvemos. 

[Pop Culture Happy Hour]: Estos días hay tantas cosas para ver que jamás te va a alcanzar el tiempo. Es por eso que existe Pop Culture Happy Hour, desde NPR. Dos veces por semana, buscan entre todas las tonterías que hay, comparten sus reacciones y te dan un resumen de lo que sí vale la pena. Escucha Pop Culture Happy Hour todos los miércoles y jueves.

[Fundraising]: Muchas veces recibimos esta pregunta: ¿qué podemos hacer para apoyar al podcast? Bueno, tenemos un programa de membresías, tenemos un app para aprender español, y para los Ambulantes en los Estados Unidos, también pueden apoyar a NPR. Si les gusta lo que hacemos, y si también disfrutan de los otros programas de NPR, por favor consideren apoyar a su emisora de radio pública local. Pueden hacerlo entrando a la página donate.npr.org/RadioAmbulante. Donate se deletrea: D-O-N-A-T-E. Donate, en inglés. Repito: donate.npr.org/RadioAmbulante. 

[Daniel]: Estamos de vuelta en Radio Ambulante. Soy Daniel Alarcón. Antes de la pausa escuchamos cómo el expresidente peruano Alberto Fujimori se encontraba detenido en Chile después de haber salido inesperadamente de Japón. Fujimori había logrado entrar como turista al país, evitando así una expulsión inmediata, pero, ahora se enfrentaba al proceso de extradición. 

Carlos Meléndez nos sigue contando.

[Carlos]: En el acuerdo de extradición entre Perú y Chile estaba establecido que el gobierno peruano debía presentar en dos meses los casos en contra de Fujimori. Esto para justificar si extraditarlo o no. Si no cumplían con ese plazo, Fujimori quedaría libre. 

Para Antonio Maldonado, el procurador anticorrupción, y para su equipo, fueron los dos meses más intensos de trabajo de toda su vida, pero lo lograron. 

A tres días del vencimiento del plazo habían completado doce cuadernos que detallaban doce acusaciones en contra de Fujimori. Maldonado se dispuso a viajar para llevar esos cuadernos personalmente a Chile. Por motivos de seguridad viajaron en un avión de la Fuerza Aérea Peruana y no en un vuelo comercial.

[Antonio]: Eso se produce en los primeros días de enero del año 2006. Un vuelo que sale muy temprano de la base aérea de… en Lima, contiguo al aeropuerto Jorge Chávez. 

[Carlos]: Iban tres personas en el avión, más la tripulación. Y el resto del espacio estaba saturado por cajas y cajas de papeles. 

[Antonio]: Eran doce cuadernos pero cada cuaderno tenía miles de páginas. Miles de… O sea, todo el avión estaba con ese… con esa carga. Nuestro equipaje era pequeñísimo.

En algún momento los avioneros, ya pasando creo… creo que era la cordillera… entrando a la cordillera con Chile. El avión… el clima en el avión era… estaba más frío, los avioneros abren una cajita sacan unos emparedados que habían preparado para nosotros unos cafecitos. Nos invitan, en fin. 

Y de pronto del asiento de Ciurlizza empieza a salir humo. 

[Carlos]: De Javier Ciurlizza, un asesor de la Cancillería que también iba en el avión

[Antonio]: Pero era un humo importante. Entonces nosotros nos… nos alarmamos, por supuesto. Javier se paró: “¿Qué está pasando?”. Vinieron los a… los  avioneros y nos calmaron, ¿no? Nos calmaron, ¿no? Nos dijeron: “No, mire, este, ha sido… se ha sobrecalentado un termostato. No, no, no, no se preocupe». Ellos estaban acostumbrados, ¿no?

[Carlos]: La tripulación no se alarmó en lo más mínimo, pero Maldonado lo único que podía pensar era…

[Antonio]: Imagínate que ese vuelo hubiera se hubiera accidentado en la cordillera.

[Carlos]: Se perdía la posibilidad de extraditar a Fujimori. Bueno, además que se morían todos.

Las cajas de los cuadernillos, y todos los que iban en el avión, llegaron a salvo a Santiago. Y mientras la justicia chilena evaluaba las demandas peruanas, Fujimori seguía detenido. Pero allá recibía visitas de sus colaboradores políticos más cercanos que le contaban lo que estaba pasando en la campaña electoral peruana del 2006. Su hija —Keiko Fujimori— encabezaba la lista fujimorista al Congreso. Desde su celda en Chile, Fujimori seguía haciendo política en Perú. Y llegó hasta casarse con Satomi Kataoka, la empresaria japonesa con la que había empezado una relación en sus años en Japón. En un mitin político en Lima, se anunció la unión matrimonial.

(SOUNDBITE DE ARCHIVO)

[Hombre]: ¡Y quiero anunciarles con mucha algarabía que Satomi ya se casó con Alberto!

[Carlos]: Satomi hablaba públicamente de su apoyo incondicional a su esposo. 

(SOUNDBITE DE ARCHIVO)

[Satomi Kataoka]: Arriesgando toda mi vida voy a luchar por Alberto Fujimori.

[Carlos]: Y varias veces fue a las actividades de campaña fujimoristas, donde también pedía apoyo. 

(SOUNDBITE DE ARCHIVO)

[Hombre]: Satomi quiere pedirle al pueblo peruano que por favor salven al Chino.

[Carlos]: Sus deseos se cumplieron, pues después de seis meses de reclusión, en mayo del 2006, la justicia chilena aceptó el insistente pedido de libertad provisional de la defensa de Fujimori, mientras se examinaban las evidencias de los casos. Este es Fujimori cuando lo liberaron de la Escuela de Gendarmería.

(SOUNDBITE DE ARCHIVO)

[Alberto Fujimori]: Estoy saliendo tal como había ingresado acá… por mi paciencia y por mi confianza en la justicia chilena.

[Periodista]: ¿Confía en.. confía en la justicia chilena?

[Alberto Fujimori]:  Ah, sí y porque me considero…

[Periodista]:  ¿Un mensaje a Perú?

[Carlos]: La justicia chilena lo había liberado. Fujimori podía vivir como uno más entre los miles de peruanos residentes en Santiago, aunque a diferencia de sus compatriotas inmigrantes —la mayoría trabajadores informales— Fujimori se instaló en una mansión en uno de los barrios más acomodados de Santiago y era libre de viajar por todo Chile recorriendo playas y lagunas, practicando una de sus actividades favoritas: la pesca. 

Se convirtió en el inmigrante peruano más famoso del país y la prensa estaba pendiente de todos sus movimientos. Todos los periodistas querían una exclusiva con él. 

[Constanza]: Yo estaba buscando a Fujimori. Permanentemente. Lo busqué durante dos años 

[Carlos]:Ella es, de nuevo, la periodista Constanza Santamaría. Seguía trabajando en Canal 13 en el verano del 2007 cuando se le presentó otra oportunidad de conseguir esa exclusiva.

[Constanza]: Yo supe que había sido invitado a una ceremonia, que era lo más rara que hay. O sea, que era el lanzamiento de un libro de un biólogo, de un doctor en el fondo, que era el doctor que era su amigo Pedro Vidal.

[Carlos]: El doctor Pedro Vidal era un cirujano plástico que tenía un reality en la televisión abierta. 

(SOUNDBITE DE ARCHIVO)

[Pedro Vidal]: Hola, soy el doctor Pedro Vidal y les quiero dar la bienvenida a una nueva versión de “Cirugía de Cuerpo y Alma”. Esta vez, lo vamos a hacer… 

[Carlos]: Y ese 11 de junio del 2007 estaba presentando el libro que había escrito sobre insectos chilenos.

[Constanza]: O sea, imagínate lo poco relevante en términos públicos. O sea, no fue ningún periodista a ver el lanzamiento del libro.

[Carlos]: Entonces, sí, bizarro que Constanza, después de dos años de buscarlo, finalmente logró hablar con él en el lanzamiento de un libro sobre insectos escrito por un médico de televisión. Y es que justo días previos sucedió otra cosa que le daría más importancia a este encuentro: un juez había revocado la libertad condicional de Fujimori y ordenaba su arresto domiciliario. 

(SOUNDBITE DE ARCHIVO)

[Periodista]: Alberto Fujimori fue ubicado por una cámara de la televisión de la Universidad Católica de Chile Canal 13 saliendo justamente de un evento social. 

[Carlos]: Constanza y su equipo trataron de grabar la reacción de Fujimori ante esta noticia. 

(SOUNDBITE DE ARCHIVO)

[Constanza]: Señor Fujimori, Constanza Santamaría, Canal 13. Lo podemos esperar. Solamente para…. para preguntarle cosas generales a la… a la salida. Pero si es cortito. Solamente cortito. 

[Alberto Fujimori]: Otro día.

[Constanza]: Pero dos… dos palabritas para el Canal 13. ¿Se arrepiente de haberse venido a Chile?

[Alberto Fujimori]: Pero, caramba, yo he venido tantas veces a Chile. Una… una más, no.

[Constanza]: Pero, ¿no se a… no se arrepiente al ver lo que ocurrió… lo que ya ocurrió con la Fiscal?

[Alberto Fujimori]: No, no me arrepiento.

[Constanza]: ¿Y si lo extraditaran se arrepentiría?

[Alberto Fujimori]: No, no. Bueno, hay que esperar lo que ocurra. 

[Carlos]: Ya arrestado, esta vez en su casa y con la amenaza del fallo en su contra en la petición de extradición a Perú,  Fujimori sacó una última carta: optando por su ciudadanía japonesa, se postuló desde Chile, al senado de Japón, buscando la inmunidad que le daría ese puesto.

(SOUNDBITE DE ARCHIVO)

[Alberto Fujimori]: Bueno, en primer lugar, tuve esta invitación ya hace algunas semanas. Lo he estado meditando. Y este partido pequeño de Japón, Nuevo Partido Popular, ha tenido muy buena valoración de la gestión de mi gobierno. 

[Carlos]: El 27 de junio del 2007, Fujimori presentó su candidatura oficial y se hizo llamar “El último samurai”. Como no podía salir de territorio chileno mientras esperaba la respuesta de la extradición, solo le quedaba comunicarse con su electorado japonés a través de videos grabados desde su arresto domiciliario. 

(SOUNDBITE DE ARCHIVO)

[Alberto Fujimori]: アルベルトフジモリです.

[Carlos]: Este es un spot promocional de esa campaña.

(SOUNDBITE DE ARCHIVO)

[Alberto Fujimori]: ペルー大統領にとうしての経験を生かし日本の国民の皆さんに摘みのことを約束します。.

[Carlos]: En pantalla aparece Fujimori en un jardín y promete aplicar toda la experiencia adquirida cuando fue presidente de Perú a favor del pueblo japonés. Fujimori, claro, nació y se crió en Perú. Y aunque habla fluido el idioma de sus padres, tiene un acento. Fuerte. Se nota que es extranjero.

(SOUNDBITE DE ARCHIVO)

[Carlos]: Desde Tokio, su esposa Satomi, sí podía hacer campaña. Salía a las calles. En un video aparece montada en un “samurai-móvil”, una caja gigante encima de un carro que tiene la foto de Fujimori y varios megáfonos. 

(SOUNDBITE DE ARCHIVO)

[Satomi Sataoka]: で、フジモリさんはずっと移民で行って、そのずーっと特権階級が牛耳ってきた政治を、彼は革命的にやっぱり変えて、文盲の人達に文字を教えて、ずっと植民地政策で苦しんできた人達を助けたわけなんですよ。やっぱり今の日本にはそういうリーダーが必要だと思って、ぜひやって欲しいということで、で最終的には彼はやっぱりペルーのことをとても(…)。」.

Esa es Satomi en una entrevista, diciendo que como presidente de Perú, Fujimori “hizo un cambio revolucionario en la política y enseñó a leer y a escribir a los analfabetos”. Aun con todos estos esfuerzos, Fujimori solo obtuvo alrededor de 50 mil votos y quedó cuarto en su contienda. Su última carta había sido eliminada. 

Contra todos los pronósticos, en julio de 2007, el primer fallo en Chile fue favorable para Fujimori. Se rechazó la extradición en primera instancia. Pero fue una victoria que le duró muy poco, pues el Estado peruano apeló inmediatamente a la Corte Suprema de Chile, quien iba a dar la última palabra.

Meses antes había sucedido algo que cambió la perspectiva del caso de Fujimori: el 10 de diciembre de 2006, murió el exdictador chileno Augusto Pinochet a los 91 años, en el Hospital Militar de Santiago. Para Antonio Maldonado, el exprocurador del Estado Peruano…

[Antonio]: Este hecho transforma totalmente a favor del Perú el escenario judicial chileno. 

[Carlos]: Aquí hay que explicar la relación que había entre Fujimori y Pinochet. Era algo que había empezado en los noventas, cuando Fujimori llegó al poder y aplicó las reformas de mercado en Perú de las que hablamos al inicio. Medios nacionales e internacionales empezaron a compararlo con lo que Pinochet había hecho en Chile, que para muchos en ese momento era un líder de mano dura que había puesto orden en un país caótico.

Y fue así que a mediados de los noventa, luego del éxito inicial de las medidas de Fujimori, surgió un apodo para él: se convirtió en “Chinochet”. Y en un principio ese apodo le gustaba, incluso se sentía halagado. Pero, diez años después, cuando se habían revelado los crímenes de la dictadura pinochetista, Chinochet se convirtió en sinónimo de una afrenta para la democracia y para los derechos humanos en Chile y en el Perú.

Cuando Fujimori llegó a Chile, Pinochet seguía vivo, estaba en Santiago y también se encontraba en medio de un proceso judicial. Pero murió sin ser sentenciado por los crímenes de su gobierno. Este es César Nakazaki, de nuevo, el abogado de Fujimori.

[César Nakazaki]: Entonces nos era claro que el botín de guerra, al no poder ser Pinochet, iba a ser Chinochet. 

[Carlos]: El botín de guerra para el gobierno de Michelle Bachelet, que ya estaba en la presidencia de Chile. Bachelet se había dedicado a impulsar la defensa de los derechos humanos como política de Estado, como parte de la identidad chilena. Y juzgar a Fujimori era una oportunidad única para probar eso. 

[César Nakazaki]: Obviamente ese escenario siempre lo manejamos, siempre lo… Yo al menos lo manejé siempre.

[Carlos]: Según Nakazaki, la justicia que no se había logrado con Pinochet, ahora se haría con Fujimori. Aunque para él eran casos totalmente diferentes. 

[César Nakazaki]: Fujimori y el Perú enfrentó a la organización de asesinos terroristas más grande que ha existido en América. En cambio, Pinochet enfrentaba a comunistas y socialistas. Hay una gran diferencia. No lo puede comparar.

[Carlos]: Maldonado coincide en que la muerte de Pinochet tuvo un efecto en el caso de Fujimori, pero para él lo que cambiaba era que ahora la Corte Suprema de Chile no tenía que cuidarse de que lo que decidiera con Fujimori afectara el destino de Pinochet, que era un caso que tenía muy dividida a la sociedad chilena. Entonces, la muerte de Pinochet es determinante porque permitió…

[Antonio]: Que la Segunda Sala Penal de la Corte Suprema no solo, digamos, acepta la mayor parte o la parte más fuerte de los cargos de solicitud de la extradición del Estado peruano, sino que acepta la teoría del autor mediato.

[Carlos]: La teoría del autor mediato significa que no era necesario probar que Fujimori dio la orden directa, por ejemplo, en el caso de La Cantuta de asesinar a esos estudiantes y al profesor, para encontrarlo culpable. Era suficiente probar que el comando paramilitar que ejecutó la matanza fue organizado desde el gobierno y, como jefe del ejecutivo, Fujimori era responsable. Si Pinochet hubiese estado vivo, esa teoría habría abierto las puertas para su incriminación.

Así que en setiembre del 2007.

(SOUNDBITE DE ARCHIVO)

[Periodista]: Bueno, pasaron veintidós meses desde que Fujimori llegó a Chile hasta que se aprobó su extradición. 

[Carlos]: Dos de los casos presentados —Barrios Altos-La Cantuta y Congresistas tránsfugas, mejor conocido como los vladivideos— fueron sancionados por votación unánime de los magistrados. La Corte aceptó también, por voto mayoritario, otros cinco casos más. Siete en total.

(SOUNDBITE DE ARCHIVO)

[Periodista]: Apenas la Corte Suprema le puso fin al suspenso la presidenta Michelle Bachelet tomó el teléfono y llamó a su par peruano Alan García para informarle directamente de la resolución.

[Periodista]: La mandataria descartó que… de plano cualquier tipo de presión en el fallo.

[Carlos]: Esta es Bachelet. 

(SOUNDBITE DE ARCHIVO)

[Michele Bachelet]: La justicia se dio el tiempo que necesitaba para tomar el fallo que… que necesitaba y por lo tanto aquí no hay maniobras de ningún tipo.

[Carlos]: Constanza Santa María nunca dejó de intentar conseguir esa entrevista, la que había estado buscando desde que Fujimori aterrizó en Santiago casi dos años atrás. Y ahora, con el tema de la extradición ya resuelto, lo intentó una última vez.

[Constanza]: Yo empecé a trabajar, ehm… así como de trabajo de joyería para conseguir una entrevista como diciendo: “Antes de que se vaya que dé una entrevista”. 

[Carlos]: Un trabajo de joyería, o sea, minucioso, insistente. Que consistió en tratar de convencer a los abogados y asesores de Fujimori y al mismo expresidente de que aceptara ser entrevistado. 

Y lo logró. En el último día, en las últimas horas de Fujimori en Chile, consiguió que uno de los abogados le permitiera ingresar a la residencia donde Fujimori cumplía su prisión domiciliaria.

[Constanza]: Entonces entré en el… en un auto. Yo creo que era el auto del canal, pero entré escondida… escondida. Entramos escondidos el camarógrafo, entré escondida yo, tapada, tapada, abajo con unas cosas. 

[Carlos]: No querían que los vieran los periodistas que estaban todo el tiempo fuera del condominio donde quedaba la casa de Fujimori.

[Constanza]:  Y nos llevaron hasta… hasta la casa donde estaban todas las maletas listas para que él se fuera. 

[Carlos]: Constanza tuvo de nuevo a Fujimori frente a frente. Era todavía invierno, pero decidieron hacer la entrevista en el jardín de la casa. Constanza sabía que a Fujimori le gustaba la jardinería y cultivaba flores, entonces quería que se sintiera cómodo.

[Constanza]:  Entonces quería hacer una cosa entre caminada y conversada, y que además… decirle: “Sé que le gustan las flores”. Para que me mostrara, no sé, lo que hizo durante estos dos años.

[Carlos]: Fujimori no había perdido el optimismo impostado y ensayado durante su tiempo en Chile y trató de convencer a Constanza de que…

[Constanza]: Igual él había conseguido un triunfo porque en el fondo lo extraditaban, pero no por todas las causas que de… que le… que le imputaban en Perú. Por lo tanto había logrado su objetivo que era producir una especie de filtro en Chile y filtrar, y que fuera extraditado no por todas las causas.

[Carlos]: Incluso en su último momento de libertad, o quizás precisamente por ello, el expresidente no perdió la oportunidad para derrochar su encanto.

[Constanza]: Y él me cuenta que tenía este hobby —que yo sabía— pero me cuenta de las plantas y me invita como a… a ir a ver este jardín de rosas que tenía. Y… y él que era… era… nosotros decimos en Chile canchero con las mujeres.

[Carlos]: Canchero, o sea, que se hacía el encantador.

[Constanza]: Entonces, en ese momento que estábamos grabando la entrevista va a cortar una flor para regalármela. 

[Carlos]: Fujimori fue por una de las rosas que él mismo había cultivado y cuando se acercó para cortar la flor, se tropezó.

[Constanza]: Y se cae al suelo…  Se cae, se cae, pero de boca al suelo. 

[Carlos]: Con la flor en mano. Uno de los asistentes de Fujimori llegó a ayudar a que se levantara.

[Constanza]: Él, como tratando de componerse con este abrigo, además que era como tieso, entonces le costó levantarse con la flor en la mano. Se la recibí la flor después de eso. Imagínate que se había caído por… por tomar la flor. 

[Carlos]: Trataron de seguir con la entrevista, pero…

[Constanza]: De ahí en adelante estuvo descompuesto con la entrevista, porque obviamente le había pasado algo bien terrible para su imagen. Y, bueno, todo se enredó y el asesor en el fondo nos pidió que por favor no pusiéramos, eh, esa imagen. Que no mostramos esa imagen que era… que era un accidente y que a él lo mostraban de una forma muy indigna. Y de alguna manera como que en el fondo me sacó en cara que me estaban dando esta entrevista que era la única entrevista que iba a dar. Entonces que la condición era que no pusiéramos esa parte.

[Carlos]: Y sí, Constanza accedió y transmitieron la entrevista sin la caída. 

Cuando terminaron, Fujimori tomó sus cosas y subió inmediatamente al helicóptero de la policía, que lo esperaba en el campo de golf del condominio y que lo llevaría al aeropuerto por donde había ingresado a Chile. 

[Constanza]: Subieron las maletas, llegó la…. estaba la policía ahí. Cierran la puerta. Él se despide. Hubo gente, todo…. Los vecinos se fueron a despedir, pero con llanto lo abrazaban con emoción. O sea, como si el abuelito se fuera… se fuera del país. Como cuando… y lloraban. Le hicieron una despedida y todo. Era muy… sí, era muy… muy familiar, como… Había mucha gente afectada porque él se fuera. 

Y yo te diría que de arriba del… arriba del… del helicóptero hace… hace algún gesto de despedida. Y ya yo me fui cuando ya el helicóptero había partido.

[Carlos]: Constanza había sido testigo de la caída de Fujimori, su última escena en suelo chileno. Fujimori estaba volviendo a Perú —lo que había añorado por años— pero no de la manera en que había esperado.

[Daniel]: Fujimori llegó a Lima el 22 de septiembre del 2007 y luego de un juicio fue condenado a 25 años por violaciones a los derechos humanos y delitos de corrupción.

El 24 diciembre del 2017, el entonces presidente peruano Pedro Pablo Kuczynski indultó a Alberto Fujimori, quien ya llevaba más de diez años en prisión, y lo puso en libertad. Esta gracia presidencial resultó en una crisis política sin precedentes en la historia peruana, a tal punto que el propio Kuczynski tuvo que renunciar a la presidencia. En octubre del 2018, la Corte Suprema peruana anuló el indulto presidencial y Fujimori tuvo que volver a prisión, donde permanece hasta hoy.

Hablando con Carlos, una de las cosas que nos llamó la atención es que ambos abogados —tanto César Nakazaki, el abogado peruano de Fujimori, como Antonio Maldonado, el procurador del Estado peruano— a pesar de estar de lados opuestos de la trinchera, veían el caso de Fujimori y llegaban a la misma conclusión. Aquí Nakazaki. 

[César Nakazaki]: Fujimori fue sujeto de varios juicios. El juicio jurídico, un juicio mediático, un juicio político y un juicio histórico. En el único que se le iba a hacer justicia dije, será en el histórico. 

[Daniel]: Y aquí Maldonado.

[Antonio Maldonado]: Yo creo que su… su ambición lo… lo terminó de sepultar. Pero… yo puedo decir muchas cosas, pero son los hechos los que deben hablar por sí mismos. Y ese, finalmente, ese es el juicio que me parece importante relevar, ¿no? El juicio de la historia.

[Daniel]: Carlos Meléndez es politólogo peruano. Vive en Santiago de Chile. Coprodujo esta historia con Victoria Estrada, asistente editorial de Radio Ambulante. Victoria vive en Xalapa, Veracruz.

Carlos publicó una versión de esta historia en el libro El Informe Chinochet. Historia Secreta de Alberto Fujimori en Chile en el 2018.

Esta historia fue editada por Camila Segura, Luis Fernando Vargas y por mí. La música y el diseño de sonido son de Andrés Azpiri con música de Rémy Lozano. Andrea López Cruzado hizo el fact-checking

El resto del equipo de Radio Ambulante incluye a Lisette Arévalo, Gabriela Brenes, Jorge Caraballo, Miranda Mazariegos, Patrick Moseley, Laura Rojas Aponte, Barbara Sawhill, Luis Trelles, David Trujillo, Elsa Liliana Ulloa y Joseph Zárate. Carolina Guerrero es la CEO.

Radio Ambulante se produce y se mezcla en el programa Hindenburg PRO.

Todos los viernes mandamos un boletín electrónico con recomendaciones de nuestro equipo para el fin de semana. Cada correo incluye solo cinco enlaces de cosas que nos inspiran: series de televisión, libros, otros podcasts, aplicaciones para el celular, multimedias en internet. De todo. Es una manera de compartir lo que nos gusta y de filtrar un poco tanto contenido que hay disponible en internet. Si quieres recibirlo, suscríbete en radioambulante.org/correo. Repito: radioambulante.org/correo.

Radio Ambulante cuenta las historias de América Latina. Soy Daniel Alarcón. Gracias por escuchar.

En el próximo episodio de Radio Ambulante: en julio del verano pasado, se filtró un chat privado del gobernador de Puerto Rico.

[Omaya Sosa]: Fue una cosa… una bomba.  Fue como si prendiéramos un… un cerillo y de repente explotara todo, eh, a la vez.  

[Daniel]: Y provocó un levantamiento popular que nadie se esperaba. 

[Ivette]: Si él anuncia aquí que no va a renunciar, la gente va a estar bien molesta.  Y todo lo que ocurra aquí luego de que él dé ese anuncio es culpa de él. No es culpa del pueblo. 

[Daniel]: La próxima semana: la caída de Ricardo Roselló, desde las calles del Viejo San Juan.

Créditos

PRODUCCIÓN
Carlos Meléndez y Victoria Estrada


EDICIÓN
Camila Segura, Luis Fernando Vargas y Daniel Alarcón


DISEÑO DE SONIDO
Andrés Azpiri


MÚSICA
Rémy Lozano


ILUSTRACIÓN
Carla Berrocal


VERIFICACIÓN DE DATOS Y HECHOS
Andrea López-Cruzado


PAÍS
Perú y Chile


PUBLICADO EN
11/26/2019

Comments