Episodio 67

Compartir en redes sociales: circletwitterbird circlefacebook circlereddit circletumblr

Transcripción – No nos compete


 

[Daniel]: Hey, Ambulantes, ya vienen nuestros shows en vivo. ¿Compraron los tiquetes? Entradas para Washington ya se agotaron, pero todavía quedan para el show en Nueva York, el jueves 27 de septiembre. Tendremos historias de Chile, México, Cuba, Uruguay, Colombia, Ecuador y Estados Unidos. Historias sobre identidades escondidas, herencias extrañas, máquinas obscenas, y mucho más. Les prometemos que la van a pasar súper. El show es bilingüe y completamente accesible para personas que no hablan español. Para comprar entradas a la presentación en Nueva York, ingresen a RadioAmbulante.org/envivo. Gracias y nos vemos.     

[Juan Jesús]: Antes habíamos hecho un simulacro, este, acabábamos de entrar cuando empezó a temblar.

[Jaqueline]: Luego empezó a sonar la alerta, pues yo, pues yo me levanté y me asusté.

[Niño]: Todas las casas se cayeron y uh… todo polvo.

[Josué]: Cuando terminó, la maestra ya ahí nos dijo que ya… que no nos preocupáramos que ya iban a venir nuestros papás.

[Juan Jesús]: Me asusté… corrimos todos.

[Niño]: Algunos quedaron en pánico, todos lloraban.  

[Jaqueline]: Ese mismo día habían mandado un mensaje que las escaleras de la escuela se habían separado, hmm, 15 centímetros.

[Daniel Alarcón, host]: Bienvenidos a Radio Ambulante desde NPR, soy Daniel Alarcón.

Estos niños mexicanos están hablando de lo que vivieron en sus escuelas el año pasado, 19 de septiembre del 2017, cuando alrededor de la 1 de la tarde…

(SOUNDBITE DE NOTICIEROS)

[Presentador]: En este momento se siente un temblor, se está moviendo el piso. Me voy a levantar y voy a evacuar.

[Reportero]: Está temblando en estos momentos… Está temblando bastante fuerte… Hay una trepidación en vivo…  

[Daniel]: Un terremoto de 7,1 de magnitud cerca de la Ciudad de México.

(SOUNDBITE DE NOTICIEROS)

[Presentador]: Hay decenas de muertos y cientos de edificios destruidos. Socorristas trabajan sin descanso tratando de hallar supervivientes atrapados entre las montañas de escombros.

[Daniel]: El terremoto del 19 de septiembre, más otro de 12 días antes al sur del país, sumaron casi 500 víctimas mortales, según cifras oficiales. Más de 250.000 personas quedaron sin vivienda. Y, según estimaciones del gobierno, 12 millones de personas se vieron afectadas.

Y, claro, entre los damnificados había niños, como los que oímos al comienzo, que estaban en la escuela, lejos de sus casas.

(SOUNDBITE DE NOTICIEROS)

[Reportero]: El pánico se apoderó de los niños, y también de sus padres.

[Padre]: Tuve mucho miedo. Desde que veníamos en el coche nos dijeron que se había caído un edificio, una escuela, pero nunca pensé que había sido esta.

[Estudiante]: Logramos salir muchos de secundaria pero necesitamos personas que ayuden.

[Daniel]: Quizás se acuerdan del caso de la escuela Enrique Rébsamen en la Ciudad de México. Lo cubrieron medios de todo el mundo. Por irregularidades en la construcción de la escuela, uno de sus dos edificios se desplomó. Era el edificio donde la directora se había construido una ampliación a su casa.  Los pisos de abajo no pudieron aguantar el peso y los de arriba terminaron aplastándolos. Murieron más de 20 personas, casi todos niños.

Según cifras de la Secretaría de Educación Pública, hubo casi 20.000 escuelas en todo el país que quedaron con algún tipo de daño después de estos dos terremotos.

Para garantizar la seguridad de los estudiantes, tuvieron que suspender clases en las escuelas afectadas: en algunos casos durante un mes, en otros hasta enero del 2018.

Pero los niños de México se tienen que educar. Y para eso necesitan escuelas. Entonces, ¿quién se iba a responsabilizar por la reconstrucción? ¿Quién iba a velar por la seguridad de esas obras?

Dos periodistas…

[Nadia Sanders, reportera]: Mi nombre es Nadia Sanders, soy periodista.

[Irene Larraz, reportera]: Mi nombre es Irene Larraz, soy periodista española afincada en la Ciudad de México.

Y juntas decidieron averiguar…

[Nadia]: Sobre la reconstrucción de las escuelas en la zona centro del país a partir del sismo del 19 de septiembre pasado.

[Daniel]: Y lo que encontraron es que en México no siempre es tan simple saber quién está a cargo.

Nuestro productor David Trujillo nos sigue contando.

[David Trujillo, productor]: El interés de Irene y Nadia por este tema empezó pocos días después del terremoto. Buscaban datos oficiales de la reconstrucción, y mientras revisaban una página de internet del gobierno que se llama Fuerza México, vieron algo que les llamó la atención.

[Nadia]: Vimos que había una opacidad, eh, muy extraña porque solo decía qué escuelas ya podían abrir sus puertas otra vez, pero no nos decía qué escuelas estaban mal.

[David]: Y eso les dio curiosidad. Entonces mandaron varias solicitudes de información a diferentes organismos. Ninguno respondió con la información que necesitaban, pero uno les dijo que esto le competía a la Secretaría de Educación Pública. Entonces, enviaron la solicitud, pero la respuesta fue la misma…

[Nadia]: “La SEP no es competente porque entonces la descentralización y la reforma educativa, y ahora le corresponde al gobierno de la ciudad”. Y no lo podíamos creer.

Dijimos: “No mames, ¿cómo que no es competente? ¡O sea!”.

[David]:  La autoridad local le tiraba la pelota a la federal y viceversa.

Una semana después del terremoto, Aurelio Nuño, el secretario de Educación en ese momento, presentó un informe público sobre la reconstrucción de las escuelas y el retorno a clases.

(SOUNDBITE DE INFORME DE AURELIO NUÑO)

[Aurelio Nuño]: Estamos revisando cada una de las escuelas. Lo estamos haciendo con personal, eh, calificado para ello que están dando constancias de seguridad estructural para que podamos regresar a las escuelas.

[David]:  Advirtió que sería un proceso lento…

(SOUNDBITE DE INFORME DE AURELIO NUÑO)

[Aurelio Nuño]: Siempre lo hemos dicho: este un proceso que nos va a llevar entre dos y tres semanas, pero lo tenemos que hacer bien, lo tenemos que hacer además como lo marca la ley y lo tenemos que hacer con el personal calificado.

[David]: Incluso calculó los costos de la reconstrucción. Un poco más de 680 millones de dólares.

Y sé que las cifras pueden confundir un poco, pero la verdad es que son muy importantes en esta historia. Así que tengan presente esto: en ese informe Nuño dijo que había casi 13.000 escuelas con algún tipo de daño, de las cuales 577 tenían que ser reconstruidas por completo. También dijo, muy optimista, que más de 70.000 escuelas de todo el país ya habían empezado las clases después de ser revisadas por expertos.

Irene y Nadia quisieron comprobar lo que aseguraba Nuño. Así que visitaron varias escuelas en Ciudad de México y algunos de los estados afectados, que efectivamente sí habían vuelto a clases. Pero se sorprendieron al ver que no habían vuelto como se lo imaginaban.

[Nadia]: Muchos fueron reubicados, por decir, en algún edificio o espacio cercano a su escuela. Había casos donde, por ejemplo, si la delegación tenía un gimnasio o un parque o una cancha deportiva cercana y ahí podían instalar las aulas provisionales, pues, ahí lo hacían.

[David]: En algunos casos, esas aulas provisionales dadas por el gobierno eran tráileres adaptados para ser salones de clase. En otros, eran salones prefabricados que resultaron más caros y más frágiles que los salones habituales. E incluso había niños que volvían a estudiar a edificios con daños visibles.

[Nadia]: Los datos no coinciden con la realidad: eso es lo que encontramos. Cuando tú vas al lugar de los hechos y cuando dices: “Ah, caray, esto no me checa. Esto no es lo que dicen que es”.

[David]: Porque además, con respecto al dinero, las cifras crecieron demasiado en poco tiempo. ¿Se acuerdan que dijimos que para la reconstrucción de las escuelas se necesitaban casi 680 millones de dólares? Pues en menos de dos semanas esa cifra pasó a más de mil millones de dólares. Ese presupuesto de las escuelas era el segundo más alto después del de vivienda y terminó convirtiéndose en el primero… pero ni siquiera había planes claros de reconstrucción.

Irene y Nadia quisieron entender por qué, comparadas con otros edificios, las escuelas quedaron tan dañadas después del terremoto. Solo en la Ciudad de México, por ejemplo, el 65% de las escuelas de educación básica —que son las de preescolar, primaria y secundaria— quedaron afectadas.

Entonces contactaron a Francisco García, para entender mejor. Francisco es el presidente de la Sociedad Mexicana de Ingeniería Estructural,  una asociación de personas civiles, no del gobierno, que se organizó voluntariamente justo después del terremoto para ayudar a evaluar el estado de los edificios dañados.

Lo entrevistaron en la terraza de la sede de la Sociedad.

[Francisco García]: Las escuelas son estructuras normalmente chaparritas. Este sismo particularmente afectó a estructuras entre tres y siete niveles.

[David]: Como el epicentro del terremoto fue relativamente cercano a la Ciudad de México, llegaron más ondas en menos tiempo. Ese tipo de ondas afecta más a los edificios bajos, a los de menos pisos.

Pero, según Francisco, esa no fue la única razón. También había que tener en cuenta…

[Nadia]: La falta de mantenimiento a las escuelas. Estamos hablando de que hay planteles de antigüedad de 40, 50 años.

[David]: Eso quiere decir que muchos planteles —o conjuntos de edificios— de esas escuelas no han sido reforzados, incluso algunas escuelas nunca fueron reforzadas después del terremoto del 85.

Como la vulnerabilidad de las escuelas era evidente, las mamás y papás de los niños se preocuparon. Les molestaba que las autoridades mostraran esas soluciones inmediatas como grandes logros cuando todavía no habían dado soluciones reales.

[Nadia]: Y decían: “No, me parece que esta escuela tiene que ser reconstruida o tiene que ser valorada o tiene que venir alguien a volver a hacer esta barda. Cómo es posible que si se desprendió esta escalera, ahora digan que mi hijo va a estar bien”.

[David]: En Ciudad de México esa labor de revisión estuvo a cargo de la Secretaría de Educación Pública, es decir, del gobierno federal directamente. Eso les ayudaba a tomar la decisión de reabrir una escuela o reconstruirla. Pero como había gente dudando de esas revisiones, Irene y Nadia empezaron a averiguar cómo era ese proceso.

Resulta que después de la evaluación, a cada escuela le daban un documento con un dictamen que se dividía por colores de riesgo. Grave, moderado o leve. Irene lo explica mejor:

[Irene]: Para el público se generalizó como a forma de semáforo: rojo para las que necesitaban reconstrucción total, ámbar para las que tenían daños parciales y verde para las que podían reanudar sus actividades de forma normal.

[David]: Y este tipo de dictámenes, generalmente, los da un profesional certificado conocido como Director Responsable de Obra o DRO. A esos DROs los coordina otra secretaría, la de Desarrollo Urbano y Vivienda.

El DRO es alguien que tiene conocimientos generales en instalaciones, en desarrollo urbano, en estructuras, etc. No es necesariamente un experto en ingeniería sísmica.

Pero, como lo explica Francisco García, según el reglamento de construcciones de la Ciudad de México, que es el más completo y organizado del país y el que se sigue en casi toda la república mexicana…

[Francisco]: Cuando la construcción tiene una importancia mayor —como las de escuelas, hospitales, bomberos, archivos importantes, museos— requieren un corresponsable en seguridad estructural para que apoye al director responsable de obra en la supervisión de esa obra.

[David]: Es decir, un experto en este tipo de ingeniería sísmica que acompañe al director responsable de obra.

Las escuelas son edificios que dentro de la ley se clasifican como muy importantes. No solo porque la educación es  un servicio público fundamental, ni porque los niños son una población vulnerable, sino porque además, pueden funcionar como albergues o centros de acopio después de un desastre natural. Por estas razones la ley es clara: estas estructuras las debe revisar un experto junto al DRO…

[Nadia]: Que es como un médico general. Digamos que tú tienes, no sé, neumonía, y te atiende un médico general, pero no te atiende un especialista en el mal que tú tienes y que debe ser revisado.

[David]: Pero en la Ciudad de México, en ese momento, solo había alrededor de 100 especialistas certificados trabajando para las casi 2.000 escuelas con daños. ¿Recuerdan que el secretario Nuño dijo que las revisiones iban a tomar entre dos y tres semanas? Pues en realidad iban a tomar mucho más tiempo, porque evidentemente era imposible dar abasto con la cantidad de escuelas dañadas.

Entonces el Instituto Nacional de la Infraestructura Física Educativa, INIFED, que estaba a cargo de estas revisiones, tuvo que apoyarse con otras entidades que enviaron más DRO. Había que solucionar la emergencia lo más pronto posible y apoyarse con lo que tenían a la mano.

Pero eso trajo problemas…

En marzo, seis  meses después del terremoto, Irene y Nadia conocieron el caso de la escuela Leonismo Internacional, en la Ciudad de México. Es una escuela que comparte la mitad de uno de sus edificios con la primaria de otro colegio.

Al parecer, más que el terremoto mismo, los terminó afectando la desorganización de las autoridades.

[Irene]: Cuando fuimos a visitar la escuela, eh, la directora, como en muchos otros planteles, nos negó la entrada y nos dijo que, que los directores ni los maestros no podían dar entrevistas sin autorización de la SEP.

[David]: La Secretaría de Educación.

[Irene]: Pero, eh, la directora tuvo, tuvo, la, el gesto de, de invitar a una de las madres, ella misma la llamó.

[Carmen Ordax]: Mi nombre es Carmen Ordax, eh, mi hija va en la escuela Leonismo Internacional. Mi niña tiene 7 años, va a pasar a 3ero. y el año pasado, cuando estaba en 2do. B, fue el terremoto.

[David]: Carmen no pudo ir por su hija ese día porque estaba lejos, fue el papá el que la recogió. Pero sí supo que la angustia que se vivió fue impresionante.

[Carmen]: Lo que me comentó mi hija, por ejemplo, es: “Todos estábamos muy bien, mamá, hasta que llegaron los papitos nerviosos”.

[David]: Carmen dice que algunos papás llamaron a la policía diciendo que no estaban dejando salir a los niños, aunque en realidad lo que estaban haciendo en la escuela era evitar que una persona desconocida se los llevara… Otros decían que olían gas.

[Carmen]: Sí se alarmaron mucho. Algunos papás vivieron experiencias muy malas porque de hecho la zona hubo algunos edificios que, que sufrieron muchos daños y eso hizo, pues, que fueran más nerviosos a la escuela.

[David]: Era entendible. Había noticias de escuelas derrumbadas, y con la posibilidad de una réplica en cualquier momento, lo único que querían era sacar a sus niños del edificio. Afortunadamente, todos los estudiantes salieron ilesos y ninguno de los tres edificios de la escuela se cayó.

Pero como se veían algunas grietas en las paredes, la rectora pidió al Colegio de Ingenieros Civiles que hiciera una revisión. Al día siguiente mandaron a un ingeniero. Pero no era un director de obra, ni uno de los expertos en seguridad estructural. El Colegio de Ingenieros Civiles es una asociación de ciudadanos, o sea, no del gobierno. No la misma entidad no gubernamental de ingenieros que mencionamos hace unos minutos, sino otra.

Creo que con eso ya se pueden dar cuenta del desorden institucional que marcaba la reconstrucción. Cuando este ingeniero revisó las instalaciones…

[Irene]: Consideró que la estructura estaba sana y no había daños graves visibles por lo que entregó un dictamen en verde. Los padres ya estaban contentos, pensaban en reanudar las clases, los directores, pues, también, la directora, en concreto.

[Carmen]: Y en ese momento pues sale el secretario de Educación y dice que la revisión no la puede hacer cualquier arquitecto, sino que tienen que ser DROs. Entonces nuestro verde maravilloso ya no podía ser, teníamos que esperar a un DRO.

[David]: Pero recordemos que  la escuela Leonismo Internacional comparte la mitad de uno de sus edificios con otra escuela… Bueno, a esa había ido un DRO.

[Irene]: Y este director de, de obra entregó un dictamen en ámbar que implicaba daños parciales y que requería una revisión más a profundidad.

[David]: A finales de octubre, la Secretaría de Educación había autorizado el regreso parcial a clases del Leonismo Internacional. Eso significaba que los niños estudiaban en los dos edificios que estaban bien. El otro, permanecía cerrado.

Entonces llegó un nuevo director de obra para evaluarlo. Dijo que no veía un peligro de colapso inminente…

[Carmen]: “Pero tiene un hundimiento, tiene unas grietas en, en elementos constructivos…” “Hay muchas cosas que fallan, yo lo voy a poner en rojo hasta que se haga una revisión, pues, más adecuada”.

[David]: O sea que en un mes pasaron por los tres dictámenes posibles: verde, ámbar y rojo. Nada era claro con la escuela.

[Daniel]: ¿Estaba en buen estado?

Depende a quién le toque hacer la revisión.

¿Había daños parciales?

Quizás.

¿Necesitaba una reconstrucción total?

Para algunos sí, para otros no.

Una pausa y volvemos.

 

[Anuncio]: Queremos agradecerle a nuestro patrocinador Sony Music Latin y compartir con ustedes un mensaje: Sony Music Latin presenta a iLe, la cantautora puertorriqueña ganadora del premio Grammy conocida por su trabajo junto a Calle 13. Su álbum debut iLevitable ganó el premio a Mejor Álbum de Rock, Urbano o Alternativo Latino en la sexagésima entrega anual de los Grammy así como una nominación como Mejor Artista Nuevo. Su nuevo sencillo y video titulado Odio ya está disponible en todas las plataformas de música.

[Anuncio]: Este podcast de NPR y el siguiente mensaje son patrocinados por Squarespace. Un sueño es tan solo una gran idea que todavía no tiene una página web. Personaliza la apariencia y navegación de tu página así como la forma para vender tus productos y mucho más con un par de clics. Ingresa a squarespace.com y haz una prueba gratuita. Y cuando estés listo para lanzar tu página, usa el código “radio” para ahorrarte 10% en la compra de tu primer sitio web o dominio. El futuro está llegando; hazlo brillar con Squarespace.  

[Daniel]: Ambulantes, queremos recomendarles otro podcast de NPR. Se llama Alt.Latino con Felix Contreras. Esta semana, Felix tiene como invitado a Alejandro Escovedo, un pionero del punk latino. Está hablando de su nuevo álbum: The Crossing que trata de temas de migración, de identidad estadounidense  y con música a veces ruda, siempre fuerte. Busca Alt.Latino en NPR One o donde escuches tus podcasts.  

Queremos recomendar otro podcast que les podría gustar: el de TED en español. Cada episodio te invitan a contemplar las grandes preguntas e ideas provocadoras de nuestros tiempos, como ¿Cuál es la relación entre el amor y las matemáticas? o ¿Nos reemplazará la inteligencia artificial en nuestros trabajos? O ¿Pueden los emprendedores mejorar la educación y la salud de todos? Cada episodio presenta una charla TED de los principales líderes y creadores del mundo de habla hispana. Con la guía de Gerry Garbulsky, el curador de TED en español, pueden explorar el universo de ideas en nuestro idioma. Pueden encontrar todos los episodios en Apple Podcasts o donde prefieren escuchar.

 

Estamos de vuelta en Radio Ambulante. Soy Daniel Alarcón. Antes de la pausa, estábamos viendo el caso de la escuela Leonismo Internacional en la Ciudad de México, que recibió una revisión tras otra de diferentes autoridades sin tener claridad sobre la seguridad de su edificio. Una situación complicadísima para padres de familia que debían confiar sus hijos a un colegio sin saber a ciencia cierta si era seguro o no.

David Trujillo nos sigue contando.

[David]: La asociación de padres de la escuela estaba desesperada. El espacio de los salones que estaban en buen estado no era suficiente para la cantidad de niños. Después del dictamen en rojo pidieron ayuda al gobierno local, y este les dio unas carpas para ponerlas en el patio y adecuarlas como salones de clase hasta que fuera seguro volver al edificio.

Pero nadie les decía cuánto tiempo estarían así ni cuál era el plan de acción. Estaban en un laberinto burocrático que parecía no tener fin. De la Comisión para la Reconstrucción pasaban al Instituto Local de la Infraestructura Física Educativa de la Ciudad de México; luego al Instituto para la Seguridad de las Construcciones; después a la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda…

[Carmen]: Pues cada, cada institución tenía que hacer su propia revisión. Entonces sí te queda como la sensación de que no se comunican entre ellos.

[David]: En serio parece ridículo, pero en los meses siguientes continuaron las revisiones de la escuela, y cada vez hacían un dictamen. En total, hubo unos 10.

[Carmen]: Que yo tenga constancia, yo como vivo muy cerca de la escuela pues cada vez que había una, me llamaban para, para ir y poder explicar desde el principio qué era lo que había pasado. Según yo, pues, explicando las cosas, ya no hacía falta a lo mejor hacer más revisiones.

[David]: Pero no era así. Era como un círculo que se repetía y se repetía y se repetía. Y eso que los dictámenes ahora siempre eran en rojo y los DROs coincidían en decir que lo mejor era demoler el edificio y reconstruirlo. Pero no les daban fechas ni les explicaban cómo se iba a hacer eso ni cuánto iba a costar. Nada. Entonces Carmen y otros padres empezaron a mandarle cartas a todas las instituciones que de alguna manera estaban involucradas…

[Carmen]: Pues con todo el, todo lo que había pasado, con fechas, con visitas y con todo y aún así mandaban de nuevo a alguien más a inspeccionar a ver si sí era cierto que el edificio se tenía que tirar.

[David]: Cuando Irene y Nadia hablaron con Carmen, seis meses después del terremoto, los niños seguían tomando clases en carpas en el patio. Se quejaban de la lluvia, del calor, del ruido… Ni siquiera les habían adecuado unas aulas móviles para mejorar un poco las condiciones. La razón que les dieron era que ya estaban ocupadas por otras escuelas.

Entonces, Irene y Nadia revisaron qué había dicho el gobierno en esos seis meses después del terremoto. Querían ver si el caso de Leonismo Internacional era aislado, o un ejemplo de un problema sistemático.

En diciembre, a los tres meses del terremoto, el secretario Aurelio Nuño renunció a su cargo para iniciar la campaña presidencial del candidato oficialista. Lo reemplazó Otto Granados.

Recordemos que la primera cifra que se anunció de escuelas dañadas era de casi 13.000. Luego, la Secretaría publicó un nuevo informe, esta vez sin gran anuncio ni conferencia de prensa…

[Nadia]: Se dio una cifra de casi 20.000 escuelas afectadas en total en todo el país.

[David]: Ese comunicado fue el 28 de diciembre, y parecía razonable: a medida que se hicieron más revisiones, se dieron cuenta de que había más edificios afectados. Lo que se les hizo extraño a Nadia y a Irene fue que ahora eran menos las escuelas que necesitaban demolición y reconstrucción total en todo el país. En el primer anuncio de finales de septiembre se dijo que eran casi 600. Pero, tres meses después, sin haber comenzado una sola obra y sin explicaciones, se hablaba de un número más pequeño: apenas 210.  

O sea, ¿por arte de magia se arreglaron estos colegios? ¿Solos?

No era la única cifra sorprendente. En un documento de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda —la que coordinaba los DRO— con fecha de octubre, un mes después del terremoto, decía que en la Ciudad de México habían más de 200 escuelas con daños graves y que necesitaban una reconstrucción total. Pero ahora, en diciembre, la Secretaría de Educación estaba diciendo…

[Irene]: Que solo nueve iban a ser reconstruidas.

[David]: ¿Por qué la inconsistencia? ¿Dónde había quedado el resto, las que supuestamente tenían que ser demolidas porque presentaban un peligro para los niños?

Pasaron a la lista de las que tenían dictámenes en ámbar, es decir, que requerían reparaciones parciales, o en verde, que tenían daños menores o no tenían. Ahí vieron que los dictámenes en varios colegios habían cambiado varias veces. Y la escuela Leonismo Internacional, que tuvo más de 10 dictámenes diferentes, llevaba seis meses sin aparecer en los planes de reconstrucción.

Las verdades a medias no pararon en el 2018. En marzo, por ejemplo, el mismo mes en el que Nadia e Irene conocieron el caso del Leonismo, el secretario Granados anunció que el 99.9% de los alumnos de las escuelas afectadas ya estaban en clases.

[Irene]: Lo que nosotras reportamos en terreno es que tal vez iban a clases pero una vez por semana. En algunos casos habían partido la jornada por la mitad. Había alumnos que iban a escuelas en carpas o en lugares muy, muy provisionales y precarios con lo cual ese porcentaje era una forma como de burlarse un poco de, de estos alumnos que no podían acceder como a un ciclo escolar normal.

[David]: Junio de 2018. Habían pasado nueve meses después del terremoto y a Irene y a Nadia les surgía otra duda: si todavía había escuelas destruidas después de tanto tiempo, ¿cómo se habían invertido esos miles de millones?

[Nadia]: Empezamos a meternos a los contratos, al ejercicio que había estado haciendo el INIFED.

[David]: INIFED, el Instituto Nacional de la Infraestructura Física Educativa. La entidad encargada de la demolición y la reconstrucción de las escuelas en la Ciudad de México.

[Nadia]: Y vimos que había un subejercicio total. O había escuelas que no tenían contrato, pero había obra ahí. Y ahí los arquitectos nos decían: “No, pues, primero nos dijeron que sí se iba a demoler. Luego nos dijeron que no. Entonces luego ya nos dijeron que nada más hay que renivelar y reforzar”. Dije: “No mames, ah, no puede ser”.

[David]: Entonces consultaron CompraNet, el portal público del mismo gobierno donde se pueden consultar todas sus contrataciones, compras, arrendamientos, etc. Ahí se dieron cuenta de que hasta el 31 de mayo de 2018 apenas se habían hecho unos 900 contratos y ni siquiera habían usado el 10% del presupuesto para la reconstrucción de las escuelas.

Y eso no era todo. La ley dice que en casos de emergencia el gobierno puede contratar directamente, sin necesidad de hacer ningún tipo de licitación pública. Aunque la Secretaría de Educación aseguró que en todo el proceso había preferido las licitaciones abiertas y públicas, en las que gana el participante que más se ajusta a las necesidades, según los datos de CompraNet…

[Irene]: Es que el 93% de las adjudicaciones habían sido por adjudicación directa. No se había hecho una licitación pública.

[David]: O sea que entregaron esos contratos a dedo, a las empresas que ellos mismos decidieron. Y aunque la declaratoria de emergencia terminó en marzo, en los siguientes dos meses se hicieron otras 80 adjudicaciones directas.

[Irene]: Es decir, ahí se pierde como toda la transparencia del proceso de por qué unas empresas resultaron privilegiadas respecto a otras.

[David]: Irene y Nadia querían entender qué había detrás de tanto desorden institucional, y si era cierta esa aparente corrupción en los procesos de reconstrucción en los meses después del terremoto. Fueron al INIFED, el Instituto Nacional de la Infraestructura Física Educativa. Este Instituto da las indicaciones para que en todo el país se construyan escuelas seguras estructuralmente.

Este es el vocero del INIFED en ese momento, Luis Fernando Domínguez:

(SOUNDBITE DE ENTREVISTA A LUIS FERNANDO DOMÍNGUEZ)

[Luis Fernando Domínguez]: Empezaría como introducción a que nadie, ninguna instancia gubernamental en ningún país del mundo está completamente preparada para un desastre natural de esta, de esta magnitud.

[David]: Nadia asegura que en esta entrevista aceptaron varias cosas.

[Nadia]: ¿Reconocen el nivel de daño…?

[Luis Fernando]: Estamos hablando que en la Ciudad de México hay más de 1.800 planteles con alguna afectación.

[Nadia]: Con alguna afectación…

[Luis Fernando]: Es correcto. Desde daño menor, daño severo-moderado o daño grave.

[Nadia]: Sí reconocen que los especialistas en seguridad estructural son insuficientes…

[Luis Fernando]: Para la Ciudad de México había muy poquitos realmente acreditados.

[Nadia]: Reconocen que faltan muchas escuelas por recibir mantenimiento…

[Luis Fernando]: Claro que falta plan…, este mantenimiento a los planteles educativos, son muchísimos y el presupuesto a veces ha sido limitado.

[David]: Además, como vimos en el caso de Leonismo Internacional, aceptaron que hicieron más revisiones de escuelas después de que ya les hubieran dado un primer dictamen.

Entonces ¿qué sentido tenían los primeros dictámenes oficiales? ¿Quién tenía la razón? Según Luis Fernando, el INIFED contrató ingenieros estructuralistas de la UNAM, la Universidad Nacional Autónoma de México, para validar algunos —no todos— de los dictámenes y decidir si son correctos o no.  

Agregó que gracias a la labor del INIFED, todas las escuelas ya tienen dictamen de seguridad estructural y los estudiantes no corren riesgo.

(SOUNDBITE DE ENTREVISTA A LUIS FERNANDO DOMÍNGUEZ)

[Luis Fernando]: Niños que estén dentro de sus planteles educativos quiere decir que el plantel es habitable, funcional y cuenta con la seguridad estructural, este, necesaria.

[Irene]: El problema es que nueve meses después de, del sismo, nos dimos cuenta que la, los únicos dictámenes con los que se contó para validar el diagnóstico final fue los de los directores de obra.

[David]: O sea que seguían sin revisarlas los expertos indicados.

[David]: El 20 de julio de este año, 2018, Irene se vio con Carmen, la mamá de una de las niñas del Leonismo Internacional que conocimos en esta historia. Fueron hasta la escuela para ver cómo estaba, pero no pudieron entrar porque los niños estaban en vacaciones. Desde afuera no se veían los daños, pero Carmen le contó que todo seguía igual… Sí, habían pasado 10 meses del terremoto y lo más probable es que empezaran clases en las mismas carpas…  

[Carmen]: Mi hija tampoco falta mucho pero hay muchos papás que, con los climas extremos que hay, sí dejan de traer a sus hijos, pues, por lo incómodo que es.

[David]: Cuando llueve, el suelo de las carpas se moja, y cuando hace calor, parecen hornos. Unos meses atrás, en abril, una de las carpas se cayó por culpa de una granizada muy fuerte. Por suerte, fue en vacaciones de Semana Santa y los niños no estaban. Pero no es solo el clima lo que causa problemas, también hay mucho ruido.

Pero según lo que cuenta Carmen, pareciera como si ya no importara, como si la Secretaría de Educación y el gobierno de la Ciudad de México hubieran dejado a un lado el compromiso que tienen con estas escuelas, con los niños y con sus padres…

[Carmen]: Y en el periódico lo que se lee es: “Este septiembre todos los niños volverán a sus escuelas maravillosas”. No es cierto. Estamos, seguimos en carpas.

[David]: Otros alumnos no pueden regresar a su escuela…

[Carmen]: A lo mejor no por el daño de la escuela, sino porque el edificio de al lado está dañado, pero pues su escuela no pueden volver y están tomando clases en otro lado y eso no aparece en ningún lado.

[David]: La buena noticia de ese día, 20 de julio del 2018, es que después de meses de trabajo duro de la asociación de padres, el INIFED por fin se había hecho cargo del caso. Les dijeron que la demolición estaba programada para el 23 de julio y  la reconstrucción se planearía más adelante. Pero Carmen estaba escéptica.

[Carmen]: Yo hasta que no lo vea tirado el edificio o hasta que no vea el proyecto ya escrito, hasta que no vea un papel donde realmente diga algo más que buenas intenciones, no me lo termino de creer y voy a seguir tocando puertas, yendo a reuniones, haciendo todo lo que tenga que hacer.

[David]: El 23 de julio sí se demolió el edificio de la escuela, pero todavía no tienen fecha para empezar la reconstrucción.

Como Carmen, hay madres y padres en muchos lugares del país esperando una solución desde hace un año. Sus hijos fueron víctimas de un terremoto que los obligó a dejar las clases por unos meses, pero ahora siguen siendo víctimas de la incompetencia de las autoridades, la excesiva burocratización y la negligencia del Estado.

Hasta ahora, ningún funcionario público ha sido sancionado por esto.

[Daniel]: El 20 de agosto del 2018 arrancó el año escolar. Pero en la Ciudad de México, 11 meses después del terremoto, los estudiantes de más de 50 escuelas tuvieron que empezar clases en aulas provisionales u otros planteles. Aún no tienen una fecha de reconstrucción.

Irene Larraz es periodista freelance y Nadia Sanders trabaja como editora en el sitio web mexico.com. Ellas juntas investigaron sobre la reconstrucción de escuelas gracias a una beca de Connectas y el International Center for Journalists. En nuestra página web pueden encontrar enlaces a más información sobre la beca y a los artículos que ellas escribieron para Animal Político.

OK, pero, ¿cuál es la situación fuera de la Ciudad de México?

[Irene]: Eso hizo que en Jojutla, el Estado en cierto modo se desentendiera de muchas de las reconstrucciones de las escuelas.

[Carlos Brito]: Si los niños de 3 a 5 años, o de 6 a 11 a 12 no son prioridad, entonces ¿qué carajos es prioridad?

[Daniel]: En nuestra página web, hemos preparado un blog sobre la situación fuera de la capital.

Este episodio fue producido por David Trujillo y editado por Silvia Viñas, Camila Segura y por mí. La música y el diseño de sonido son de Andrés Azpiri y Rémy Lozano. Nuestra pasante Andrea López Cruzado hizo el fact-checking.

El resto del equipo de Radio Ambulante incluye a Jorge Caraballo, Patrick Mosley, Ana Prieto, Laura Rojas Aponte, Barbara Sawhill, Elsa Liliana Ulloa y Luis Fernando Vargas. Nuestras pasantes son Lisette Arévalo y Víctoria Estrada. Carolina Guerrero es la CEO.

Radio Ambulante se produce y se mezcla en el programa Hindenburg PRO.

Tenemos una lista de difusión en WhatsApp y nos gustaría que fueras parte. Todas las semanas, te mandaremos un link al episodio para que no te lo pierdas y para que puedas compartirlo fácilmente con tus contactos. Si quieres unirte a la lista, envía un mensaje al número +57 3229502192 y Jorge, nuestro director de audiencias, te añadirá. Repito el número: +57 3229502192.

Conoce más sobre Radio Ambulante y sobre esta historia en nuestra página web: radioambulante.org.

Radio Ambulante cuenta las historias de América Latina. Soy Daniel Alarcón. Gracias por escuchar.

Comments

Compartir en redes sociales: circletwitterbird circlefacebook circlereddit circletumblr

« Post anterior

Transcripción – Compartir no es delito

[Daniel Alarcón, host]: Hey, Ambulantes: ya se vienen nuestros shows en vivo. ¿Compraron los tiquetes? Quedan muy pocos. Serán el …

Ver Post

Próximo post »

Transcripción – La jurado 10

Sí. Bueno, eh, aún sigo escuchando, pues, lo que se llaman “tiroteos”.  A cualquier hora de, del día, eso no tiene horario.

Ver Post